Público
Público

El cierre de Guantánamo se complica día a día

Un informe del Pentágono dice que uno de cada siete liberados vuelven a actividades terroristas

PÚBLICO. ES / AGENCIAS

Al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le ha vuelto a salir un nuevo obstáculo en su pretensión por cerrar la prisión de Guantánamo. A la decisión de ayer del Senado estadounidense, con los demócratas a la cabeza, de negarse a aprobar los 80 millones de dólares que el Pentágono había pedido para sellar las instalaciones de la isla, se une hoy un informe de la propia sede del Departamento de Defensa de EEUU que dice que uno de cada siete presos liberados ha retomado sus actividades bélicas contra el país en el exterior.

De ese modo, el Pentágano, que ha puesto en libertad a 534 prisioneros desde la apertura de la cárcel en 2002, calcula que 74 han vuelto a actividades terroristas, según informa el diario The New York Times.

El rotativo recoge que un funcionario les facilitó el informe al estar de acuerdo con los resultados que aparecen y porque, al parecer, se estaba produciendo un retraso en su publicación. Con ello pretendía evitar posibles "teorías de conspiración" innecesarias sobre alguna posible razón escondida para que no saliera a la luz.

En este sentido, el diario asegura, citando a dos fuentes del gobierno, que el retraso en la publicación del informe se debe a que algunos empleados del departamento de Defensa lo aplazaron por miedo a enfadar a la Administración de Obama y poner en peligro así sus puestos de trabajo. Sin embargo, la Casa Blanca no ha ejercido presión alguna para que se mantuviera oculto, según The New York Times.

El informe podría complicar el plan de Obama de cerrar la prisión de Guantánamo en enero de 2010, al dar argumentos a los republicanos y a algunos demócratas que dicen que liberar a detenidos en Estados Unidos pone en peligro la seguridad nacional.

Durante el mandato del presidente George W. Bush (2000-2008), el Pentágono publicó estimaciones del número de ex detenidos de Guantánamo que se habían alzado en armas contra Estados Unidos en el exterior, pero esos informes fueron acogidos con escepticismo por los grupos de derechos humanos por falta de pruebas.

En el estudio actual, el Pentágono incluyó el nombre de 29 de los 74 ex presos, incluidos Said Ali al-Shiri, que se ha convertido en el líder de Al Qaeda en Yemen, y Abdullah Ghulam Rasoul, un comandante taliban, según el periódico. El departamento de Defensa dijo que no puede identificar a los otros 45 por motivos de seguridad nacional.

Más noticias de Política y Sociedad