Público
Público

La cita europea contra la austeridad llenará las calles de 12 países

En más de 100 ciudades se han convocado movilizaciones contra las políticas de austeridad impuestas por Bruselas. Desde Portugal hasta Grecia, bajo el lema "Pueblos unidos contra la troika", el 1 de junio clamarán contra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Este primero de junio no será una manifestación más contra un gobierno nacional y los recortes que aplica en políticas sociales. Este sábado, más de cien ciudades de doce países europeos llevarán un lema y un enemigo común: 'Pueblos unidos contra la troika'. Se trata de una manifestación internacional a la que los últimos en adherirse han sido Suiza y Croacia.

La protesta se gestó el pasado 26 de abril, cuando varios colectivos ciudadanos se reunieron en Lisboa, convocados por el movimiento portugués Que se Lixe a Troika (Que se joda la Troika) para unir fuerzas en la lucha contra las políticas de austeridad que las tres instituciones que conforman la troika -el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea- están imponiendo día a día a los ciudadanos.

Los ciudadanos europeos son cada vez más conscientes de que los parlamentos de sus países no son soberanos, sino que son estos organismos supranacionales los que imponen las medidas económicas que están sumiendo a los pueblos en una austeridad desmedida.

Desde que estalló la crisis de la deuda soberana, en 2011, los ciudadanos están asistiendo al derrumbe del Estado del Bienestar y a la pérdida progresiva de los derechos sociales conquistados durante décadas de lucha. Recortes en servicios básicos como la sanidad o la educación, unidos a un alarmante crecimiento de los índices de pobreza en los países del sur de Europa que han sido rescatados avalan las tesis de los convocantes.

Por eso, grandes manifestaciones han llenado las calles de las principales capitales europeas desde que la troika ha obligado a los gobiernos del sur del Viejo Continente a aplicar sus recetas anticrisis. Unas recetas que pasan por los recortes en políticas sociales a cambio de grandes sumas de dinero que han bautizado como 'rescates', destinados, en última instancia, a pagar las deudas que los estados han contraído con los bancos alemanes.

'La palabra que más se repite en Portugal es 'cierre'. Están cerrando todos los servicios públicos' La receta es simple: gastar menos para poder pagar la deuda. 'Estamos sufriendo un ataque por parte del capital financiero impulsado por la Troika y los gobiernos nacionales que aplican sus dictámenes', denuncian los convocantes, 'a cambio de un rescate a sus economías, con un déficit disparado y una deuda impagable que no han generado los ciudadanos, convirtiendo a los pueblos en esclavos de la austeridad'.


'Esperamos una movilización grande', sostiene Miriam Zaluar, del movimiento luso Que se lixe a Troika en declaraciones a Público. Desde que su país firmó el memorándum del rescate, hace apenas dos años, 'la palabra que más se repite entre la gente es 'cierre'. Ayer se cerraron 70 oficinas de correos, cada día se cierran escuelas y centros de salud. Todo está desapareciendo', dice.

Por eso ya hay más de 20 ciudades portuguesas que se han sumado a la convocatoria. 'Es normal porque lo que proponemos es algo de sentido común: No podemos seguir aplicando estas políticas de austeridad que, literalmente, están matando a la población', asegura la activista, que no puede olvidar ese 'paralelismo que existe entre la situación de Portugal y la de España o Grecia' donde, critica, 'cada vez son más personas las que no pueden adquirir productos de primera necesidad'.

Pero lo importante, sostiene, no es que vaya mucha o poca gente a la manifestación, sino 'la internacionalización de la protesta'. Portugal, España, Grecia, Italia, Inglaterra, Irlanda, Alemania, Francia, Austria, Holanda, Suiza y Croacia expresarán su 'repulsa a las políticas de austeridad que no nos llevan a ningún lado', dicen.

'No podemos seguir aplicando la austeridad que, literalmente, está matando a la población' También les dan la razón los propios cálculos de Bruselas. El gobierno conservador de Pedro Passos Coelho ha seguido a rajatabla los dictados de la troika hasta el punto de que el Tribunal Constitucional luso consideró inconstitucionales la supresión de las pagas extra de funcionarios y de pensionistas y el recorte en los subsidios por desempleo.

Aun siendo el mejor alumno de la Troika, los últimos cálculos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) prevén un aumento de la recesión portuguesa de un 0,4%, cerrando 2013 en el 2,7%. También repuntará el paro, que según Eurostat, volvió a subir en abril hasta el 17,8%. Del mismo modo lo hará la deuda pública, que actualmente se encuentra en 204.485 millones de euros, un 123,60% de su PIB (producto interior bruto). Portugal, según la OCDE, no cumplirá con los objetivos comprometidos con Bruselas.


Ver #1J PUEBLOS UNIDOS CONTRA LA TROIKA en un mapa más grande

En Portugal, Lisboa será el centro de las protestas, con una manifestación que pasará por la sede del FMI. En Francia, colectivos, sindicatos y asociaciones se concentrarán en la plaza de Trocadero de París, apoyados por el Front de Gauche y otros partidos de izquierda como el NPA (Nuevo Partido Anticapitalista) han hecho un llamamiento unitario para esta cita. En Alemania, la manifestación coincide con la convocatoria del movimiento Blockupy que, desde el viernes hasta el sábado ocupa la sede del BCE en Frankfurt. 'En la sede del Banco Central Europeo enviaremos una poderosa señal de solidaridad con todos los afectados por las actuales políticas de austeridad y los recortes', aseguran los convocantes.

La manifestación de este primero de junio ha recibido el respaldo de grandes personalidades. La filósofa estadounidense Susan George, el realizador británico Ken Loach o el lingüista y filósofo estadounidense Noam Chomsky, entre otros, han enviado mensajes de apoyo al movimiento luso 'que se lixe a Troika' para esta cita.

Más noticias en Política y Sociedad