Público
Público

Ciudad Real y Valladolid reeditarán la final de Copa de la temporada 2005-06

EFE

El Renovalia Ciudad Real y el Cuatro Rayas BM Valladolid reeditarán la final que ambos equipos disputaron hace cinco años después de que el conjunto dirigido por Juan Carlos Pastor diera la sorpresa eliminando al Barcelona Borges (25-26), vigente campeón del torneo, en una semifinal espectacular.

Precisamente, aquella final de la temporada 2005-06, disputada en Almería, fue la segunda y última Copa del Rey que ganó un Valladolid necesitado de títulos en estas últimas temporadas.

Habitualmente, el torneo copero depara sorpresas porque a un partido se igualan las fuerzas, y más si te enfrentas a un rival como el Valladolid que se maneja a las mil maravillas en los torneos cortos.

A pesar de no tener una plantilla tan amplia como la del Ciudad Real o el Barcelona, los vallisoletanos suelen ofrecer su mejor versión en estas competiciones porque sus jugadores se multiplican, como demostraron en Vigo ante el Barcelona.

Ni las importantes bajas del extremo internacional francés Guillaume Joli y del pivote Ángel Romero tumbaron al Valladolid. Con una defensa que rozó la perfección, amparada en un extraordinario Sierra en la portería, los de Pucela frenaron a la primera línea del Barcelona.

Los de Pastor, que en cuartos habían derrotado sin problemas al Octavio Pilotes Posada, tuvieron que esperar al último segundo de partido para lograr un merecido pase a la gran final de mañana.

El derroche físico realizado, las cuatro horas menos que tendrán de descanso los vallisoletanos y el potencial del Ciudad Real otorgan el papel de favorito a los de Talant Dujshebaev, pero en Pucela sueñan con emular el éxito de Almería, apoyo desde la grada seguro que no les faltará.

Para el Ciudad Real el camino hacia la final ha sido mucho más fácil que el de su rival. En las dos primeras eliminatorias, los de Dujshebaev arrollaron al Amaya Sport San Antonio (30-36) y al Fraikin Granollers (33-40).

Desde el inicio de la competición, los castellano manchegos han mostrado un gran nivel defensivo, mientras que en ataque han recuperado la alegría que les faltó en muchos partidos tras el Mundial de Suecia. A eso hay que sumarle el gran momento de forma que atraviesa el macedonio Kiril Lazarov -19 goles en dos partidos-. Además, para la gran final, Dujshebaev recupera al internacional francés Dinier Dinart, después de que el galo tuviese que cumplir dos partidos de sanción. La mala noticia es que no podrá contar con los internacionales Roberto García Parrondo y Chema Rodríguez, ambos lesionados.

David Moldes