Público
Público

La claustrofobia de Correa obliga a trasladarle ante el juez en ambulancia

Al cerebro de la Gürtel se le imputan los delitos de asociación ilícita, blanqueo de capitales, fraude fiscal,

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El supuesto cerebro de la trama corrupta destapada por el caso Gürtel, el empresario Francisco Correa, tiene claustrofobia.

Por esta causa, los médicos de la prisión de Soto del Real (Madrid) han decidido trasladarle al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) en ambulancia, para evitar una posible crisis de ansiedad.

Correa declara ante el juez 110 días después —desde el 17 de febrero— de ingresar en prisión por orden del magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

Al presunto cerebro de la trama corrupta se le imputan los delitos de asociación ilícita, blanqueo de capitales, fraude fiscal, cohecho y tráfico de influencias.

Correa será el cuarto imputado que declare ante el magistrado Antonio Pedreira después de que el Tribunal de Madrid aceptara el 31 de marzo asumir la competencia del caso.

El diputado regional Alfonso Bosch, el ex viceconsejero Carlos Clemente y el abogado Santiago Lago comparecieron ayer ante el instructor por participar en la trama corrupta y por los delitos de cohecho, tráfico de influencias, fraude fiscal, asociación ilícita, blanqueo de capitales y falsedad.

Al presunto cabecilla de la red corrupta de empresas se le acusa de liderar un grupo organizado que creó un entramado de empresas para nutrirse de fondos públicos a través de sobornos a funcionarios y autoridades de administraciones vinculadas al PP de Madrid y Valencia.

Según el juez, su objetivo era 'mover voluntades de quienes tenían responsabilidades en las áreas que coincidían con sus intereses económicos', los miembros de la trama les entregaban 'regalos, presentes y cantidades de dinero'.

De esta forma, lograban 'obtener contratos, eventos y actividades en detrimento de otras personas o empresas que no utilizaban las mismas prácticas'.

Garzón estimó 'indiciariamente acreditado' la defraudación fiscal, el movimiento de dinero en el extranjero y la existencia de un entramado de sociedades que colocaba fondos en paraísos fiscales.

'Para disfrazar tanto las contabilidades como la operativa del grupo o las dádivas entregadas', según Garzón, los miembros de la trama 'no dudaron en alterar y falsificar documentos, esenciamente facturas comerciales'.

Asimismo, el magistrado interrogará hoy a los empresarios Alfonso García Pozuelo-Asíns, el presidente de la Constructora Hispánica, y Enrique Carrasco Ruiz de la Fuente.

Según Garzón, García Pozuelo-Asíns 'habría hecho pagos ilícitos a Francisco Correa en contraprestación a la intermediación para la adjudicación de proyectos urbanísticos ante las Administraciones Públicas', entre ellas los Ayuntamientos de Boadilla del Monte y de Pozuelo de Alarcón.

Sobre Carrasco, el juez sostenía que entregó a la trama diversas cantidades de dinero supuestamente destinadas al tesorero nacional del PP Luis Bárcenas y al eurodiputado Gerardo Galeote.

Más noticias en Política y Sociedad