Público
Público

La clínica San Rafael lamenta los incidentes y dice que el uniforme responde a una norma interna

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La sociedad Jose Manuel Pascual Pascual S.A., propietaria de la clínica gaditana San Rafael, ha lamentado "los incidentes causados por algunas trabajadoras" que se han negado a usar el uniforme, que impone una "norma interna", y que en su día fue diseñado por los profesionales de los hospitales de la empresa.

Según un comunicado de la sociedad, la norma interna que obliga a vestir el uniforme data de 1997, cuando se diseñó el vestuario para que los empleados fueran "claramente identificables" y se hizo "dentro de los diseños normales en el sector sanitario".

Para la empresa, la elección de la vestimenta profesional obedece a un "exclusivo" criterio de "imagen sanitaria y corporativa" y su diseño y características son "acordes con los parámetros normales" adoptados por la sociedad española.

Por tanto, el uniforme no "obedece a ningún propósito discriminatorio ni afecta a la dignidad de los trabajadores y trabajadoras de la Empresa" que, ha subrayado, es "el gran capital de los Centros Hospitalarios".

La empresa ha resaltado el "esfuerzo económico que nuestros Centros han dedicado al vestuario de sus empleados", "recogido en el Convenio Colectivo", con el objetivo de "velar por la buena imagen de sus profesionales" con "dos entregas anuales de uniformes reglamentarios".

Además, la sociedad ha destacado que sus hospitales están compuestos mayoritariamente por mujeres, con más de un 80% de la plantilla, y que "la igualdad e integración de la mujer trabajadora en la empresa es un hecho irrefutable", por lo que se mantiene desde hace mucho una política "destinada a la superación de todas y cada una de las situaciones de desventajas de tipo sexual.