Público
Público

La cocina catalana irrumpe en Hong Kong de la mano del chef Quim Hernández

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El restaurante "H one" de Hong Kong apuesta estos días por la cocina catalana al introducir en su menú ingredientes como la sobrasada y la butifarra e invitar al chef del Comiols, Quim Hernández, a liderar a su equipo de cocineros.

La propuesta del "H one", situado en el Centro Financiero Internacional de la isla y que intenta sorprender los paladares de sus comensales, ha nacido "sin concesiones" de parte del chef catalán, según aseguró hoy a Efe el mismo Hernández, antiguo cocinero en "El Bulli".

"Yo no puedo hacer un pollo con gambas al estilo chino y eso les ha sorprendido mucho. Aquí vengo a defender esta cocina y a que me respeten la idea, yo también me llevaré ideas de Hong Kong y trataré de ser lo más respetuoso posible con ellas", explicó el cocinero, que con esta visita se estrena en los fogones de Asia.

El responsable del restaurante barcelonés Comiols es el primer chef español invitado por el "H one" tras las visitas sucesivas de cocineros estadounidenses y australianos, una iniciativa que viene siendo cada vez más habitual en Hong Kong en los últimos años gracias a la popularidad de numerosos chefs españoles. Hernández permanecerá en la ex colonia británica hasta el 28 de enero.

El cocinero, que no ha encontrado oposición a su propuesta de incluir platos tan novedosos para la cultura local como la coca de aceite con sobrasada y miel; pollo del Montseny con gambas de Palamós; o gratinado de patatas con butifarra negra y queso, está sorprendido de la buena acogida que éstos están teniendo.

"Tengo la sensación de que todo lo que se sale de lo estereotipado de España les sorprende, les gusta y no ponen ningún pero. Por ejemplo con la mezcla de sabores, como la vieira con butifarra negra; o las mezclas de dulce y salado".

Cecina de León, lomo ibérico, atún rojo y sepias del Mediterráneo, tomates, patatas y angulas, son algunos de los ingredientes que ya se han hecho un hueco en los fogones del restaurante hongkonés, conocido por su cocina italiana.

"Sí creo que van a incluir algunas cosas después de esta experiencia, por ejemplo el dulce y salado o el mar y montaña", avanzó Hernández, un chef que se reconoce algo "radical" a la hora de buscar la excelencia del producto.

"El 'talibanismo' no es bueno, pero sí hay que intentar ser un poco radical para no perder la razón de ser de las cosas. ¿Qué es eso de que puedan encontrarse granadas en julio, de Nueva Zelanda, cuando (en España) es un producto de otoño?", se preguntó.

Según su filosofía, que él mismo aplica, de "introducir esos ingredientes hay que tener en cuenta las cocinas del país del que proceden", modificando para ello las recetas de uno.

Más noticias en Política y Sociedad