Público
Público

Comienza el concierto en honor a Isabel II, con la ausencia de su esposo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Estrellas de la música de las últimas seis décadas, desde Cliff Richard a Jessy James, participan en un concierto en Londres en honor a la reina Isabel II de Inglaterra, con la ausencia de su esposo, el príncipe Felipe, que fue ingresado horas antes por una infección de vejiga.

El macroconcierto, al que tenía previsto asistir el duque de Edimburgo, se celebra empañado por la noticia de que el esposo de la reina, de 90 años, tuvo que ser hospitalizado por segunda vez en seis meses en medio de las celebraciones de cuatro días del Jubileo de Diamantes.

Ante las puertas del Palacio de Buckingham, en un impresionante escenario circular, Robbie Williams dio comienzo a un concierto en honor a los 60 años en el trono de la soberana británica, que presenciará parte junto a otros miembros de su familia, a pesar de que el príncipe Felipe se encuentra a estas horas de manera preventiva ingresado en un hospital de Londres.

Además de las 10.000 personas que consiguieron a través de un sorteo entradas gratuitas para asistir al espectáculo, retransmitido en directo por la cadena pública BBC, se calcula que medio millón siguen las actuaciones de artistas como Elton John, Paul McCartney y Grace Jones a través de pantallas gigantes en los alrededores del palacio.

En el majestuoso paseo de The Mall, los parques colindantes, Green y St James, y la plaza de Trafalgar se volvió repetir el festival patriótico con personas de todas las edades llevando la bandera británica en sus gorros, camisetas, caras e incluso uñas.

La enorme participación, a pesar de la amenaza constante de lluvia, volvió a demostrar la enorme popularidad de la reina, al igual que ocurrió ayer con el multitudinario desfile de barcos por el río Támesis que siguió más de un millón de personas.

El concierto cuenta con la asistencia de numerosos miembros de la familia real, como el príncipe Carlos y sus hijos Enrique y Guillermo, este acompañado por su esposa Catalina.

La hija mayor de la reina, la princesa Ana, y su hermano el príncipe Eduardo también están en el concierto, al igual que el primer ministro británico, David Cameron, y su viceprimer ministro, Nick Clegg.

Además de las actuaciones de Robbie Williams, Ed Sheeran, JLS, Tom Jones, Jessie J o Annie Lennox, uno de los platos fuertes será cuando se interprete la canción "Sing" (Canta) compuesta especialmente para la ocasión por el autor de musicales Andrew Lloyd Wbber y el exmiembro de Take That Gary Barlow.

El tema ha sido grabado por 200 personas de todos los países de la Commonwealth y el príncipe Enrique ha contribuido tocando la pandereta, por lo que no se descarta que participe en el evento de esta noche.

A pesar de este guiño a los otros 15 países de los que Isabel II es soberana, además del Reino Unido, los músicos que actúan hoy en el concierto son mayoritariamente británicos, con excepciones como la australiana Kylie Minogue y los estadounidenses Stevie Wonder y Renée Fleming.

Otro de los grandes momentos del concierto, en el que se han anunciado sorpresas, será la actuación de la banda de pop ska de los 80 Madness, que tocará su famosa canción "Our House" (nuestra casa) en lo alto del tejado del Palacio de Buckingham, residencia de la reina.

Los ensayos tuvieron lugar a puerta cerrada en un hangar para mantener el factor sorpresa en torno a una cita musical que se celebra en pleno centro de Londres, por lo que numerosas calles han permanecido cerradas durante las dos semanas que tardado en montarse el escenario.