Público
Público

Una comisión apunta a que un control decida que K-2 español ocupará la única plaza

EFE

La comisión integrada por técnicos y expertos en piragüismo, reunida hoy en la sede del Consejo Superior de Deportes, en Madrid, ha apuntado la posibilidad de realizar un control para decidir cuál de las dos embarcaciones de K-2 españolas clasificadas para los Juegos Olímpicos de Pekín ocupará la única plaza existente.

El tribunal, en el que la Federación Española de Piragüismo había delegado para que hoy adoptará la decisión final en lo que entendía como un "dictamen inapelable", estuvo integrado por el técnico del Consejo Superior de Deportes Luis Villanueva, el director técnico del equipo femenino español, Fausto Moreno, y el director de la Blume, José Ramón Díaz Flor.

El director técnico y asesor de la Presidencia de la Española, Eduardo Herrero, que también estaba convocado no se ha personado en la reunión, y se mantiene "ilocalizable" desde el pasado domingo, según informa la Federación nacional en un comunicado en el que precisa que los asistentes a la comisión "no supieron dar respuesta a la pregunta para la que fueron convocados".

Los miembros presentes en la reunión, que se ha prolongado durante dos horas, han planteado la posibilidad de realizar un control en el agua entre ambas embarcaciones, una medida que ya había sido formulada y descartada en la reunión celebrada el pasado domingo por los cuatro palistas, sus respectivos técnicos, y los presidentes de la Federación Española y Asturiana en un encuentro celebrado en las instalaciones de Trasona.

El presidente de la Federación Española, Santiago Sanmamed, tiene previsto reunirse el próximo fin de semana con los palistas y sus técnicos para encontrar la manera de decidir cuál es la embarcación que finalmente acudirá a Pekín.

El asturiano Javier Hernanz y el palentino Diego Cosgaya, en K-2 1.000 metros, y el catalán Saúl Craviotto y el gallego Carlos Pérez Rial, en K-2 500, son los tripulantes de las dos embarcaciones aspirantes a ocupar el barco que completa la representación española en seis pruebas en la modalidad de aguas tranquilas en los próximos Juegos Olímpicos.

La selección española de piragüismo arrastra esta decisión desde la finalización del Campeonato de Europa 2008, disputado del 15 al 18 de este mes en Milán, donde el equipo nacional logró tres medallas y consiguió asegurar la presencia de embarcaciones en seis de las doce pruebas olímpicas.

El medallero español en Milán, en la última competición internacional para los españoles antes de su participación en los Juegos Olímpicos, ha registrado los dos subcampeonatos europeos de Craviotto y Pérez Rial y Hernanz y Cosgaya, en K-2 sobre 500 y 1.000 metros, respectivamente, y el tercer puesto del K-4 femenino de Beatriz Manchón, Jana Smidakova, Sonia Molanes y Teresa Portela.

A la espera del descarte del K-2 masculino, España competirá en China con el C-1 de David Cal, en 500 y 1.000; lo hará en K-2 500 -y esta tripulación podría doblar en la distancia de 1.000 metros-, y en mujeres tendrá representación en K-1, K-2 y K-4 500.

Más noticias de Política y Sociedad