Público
Público

La comunidad española residente en la zona afectada está bien, según la Embajada

EFE

Los españoles que residen o realizan visitas turísticas en las zonas afectadas por el terremoto de 7,8 grados registrado hoy en el suroeste de China se encuentran bien, informó la Embajada española en Pekín.

La Embajada señaló que cinco españoles que residen en la localidad de Chongqing y diez en Chengdu están sanos y salvos, así como los turistas que viajan por la zona.

"Estaba en un restaurante y las lámparas del local comenzaron a moverse mucho, parecía que iban a caerse", señaló a Efe Mercedes Rubio, una de las españolas que reside en Chongqing con su familia, quien aseguró que toda la ciudad prácticamente "está en la calle" por temor a las réplicas.

La española señaló que "la mayoría de los edificios de la ciudad son rascacielos y muy antiguos", por lo que hay peligro de que muchos de ellos hayan sufrido daños y, aunque ella dijo no haber visto grandes daños en la calle, oyó que en algunos edificios han aparecido grandes grietas y otros se han derrumbado.

Los establecimientos de la ciudad -una de las más grandes de China, con más de 13 millones de habitantes- están cerrados y, pese a que el Gobierno ha negado los rumores sobre posibles réplicas, sigue habiendo temor a que éstas se produzcan, según Rubio.

Posiblemente, muchos habitantes de la ciudad pasarán la noche en la calle, pese a la lluvia que cae en la región, añadió.

Más noticias de Política y Sociedad