Público
Público

La Comunidad Internacional condena el golpe en Honduras

Zapatero expresa su "más enérgica" condena por la detención y expulsión "ilegal" del presidente Manuel Zelaya y exige su "inmediata" reposición en el cargo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha aprobado por aclamación una resolución de siete puntos que condena 'enérgicamente' el 'golpe de Estado' efectuado contra el presidente hondureño, Manuel Zelaya.

Tras varias horas de deliberaciones a puerta cerrada, el Consejo Permanente aprobó la resolución que condena el golpe militar, exige el retorno 'inmediato, seguro e incondicional' de Zelaya al poder y programa una sesión extraordinaria de la Asamblea General de la OEA para el próximo martes para estudiar los próximos pasos a seguir.

La medida responde a la detención y expulsión del presidente Zelaya esta madrugada por parte de los militares en Honduras, acto que fue condenado por Estados Unidos, la Unión Europea, los países de América Latina y diversos organismos internacionales.

La resolución de siete puntos fue leída por el embajador de Honduras ante la OEA, Carlos Sosa, quien horas antes había pedido el apoyo de la comunidad internacional para el restablecimiento del orden constitucional en su país. Para Sosa, el documento 'cumple con las aspiraciones' del Gobierno de Zelaya.

También pide que el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, viaje mañana lunes a la reunión del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), en Managua, para que realice las 'consultas necesarias' con los Estados miembros de la asociación para responder a la crisis.

Además condena 'enérgicamente' los actos de violencia y la detención arbitraria denunciada por la canciller Patricia Rodas, otros miembros del Gabinete y el alcalde de San Pedro Sula, entre otras personas, y exige que se respete su integridad física y sean puestos en libertad 'de inmediato'.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó su 'más enérgica' condena por la detención y expulsión 'ilegal' del presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y exigió su 'inmediata' reposición en el cargo para el que fue democráticamente elegido.

En un comunicado, el jefe del Ejecutivo reafirmó su convicción de que la solución a cualquier disputa 'debe buscarse siempre desde el diálogo y el respeto a las normas democráticas'.

Expresó, asimismo, su apoyo a la Organización de Estados Americanos (OEA) y espera que la misión que ésta va a enviar a Honduras 'favorezca un diálogo franco y respetuoso de la institucionalidad entre todos los actores políticos y sociales hondureños'.

La Unión Europea (UE) condenó hoy unánimemente el golpe militar en Honduras contra el presidente Manuel Zelaya y pidió la inmediata restitución del orden constitucinal, según anunció en Corfú el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

'He informado a mis colegas, al conocer la noticia de que el presidente constitucional Zelaya había sido detenido por las fuerzas armadas hondureñas y la UE va a condenar sin paliativos ese golpe militar', declaró Moratinos a Efe tras una reunión con los ministros de Exteriores europeos.

El jefe de la diplomacia española añadió que los 27 socios comunitarios van a pedir 'de manera urgente la puesta en libertad (de Zelaya) y el retorno a la constitucional democrática de Hondura'.

Moratinos explicó que había hablado con el director general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y que éste le había confirmado la situación.

'Es algo que no podemos apoyar ni sostener, después de tantos años que no se había producido un golpe en América Latina, y por lo tanto el retorno inmediato y urgente a la normalidad constitucional es una exigencia de toda la comunidad internacional y, desde luego, de España y de la Unión Europea', dijo el ministro.

El ministro de Exteriores de la República Checa, Jan Kohout, país que preside la UE este semestre, confirmó poco después la condena comunitaria y la petición de puesta en libertad de Zelaya.

El presidente de EEUU, Barack Obama, se manifestó preocupado por el golpe militar contra el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y pidió 'respeto a las normas democráticas', y la resolución de las disputas a través de un 'diálogo libre de interferencia exterior'.

'Estoy profundamente consternado por los informes que salen de Honduras sobre la detención y expulsión del presidente Zelaya. Tal como lo hizo la Organización de Estados Americanos el viernes, pido a todos los actores políticos y sociales en Honduras que respeten las normas democráticas, el imperio de la ley y los fundamentos de la Carta Democrática Interamericano', dijo Obama en un comunicado.

'Las tensiones y disputas que puedan existir deben resolverse pacíficamente a través del diálogo libre de cualquier interferencia exterior', agregó el mandatario estadounidense.

Más noticias en Política y Sociedad