Público
Público

El Congreso vota la TDT de pago

El PSOE busca apoyos al Decreto Ley con la interferencia de las presiones del grupo Prisa

PÚBLICO

"Extraña ruptura". En estos términos se refería el pasado día 13 el New York Times a la ofensiva desatada en las últimas semanas por el grupo Prisa, editor de El País y propietario de Cuatro y la plataforma de televisión de pago Digital Plus, contra el presidente José Luis Rodríguez Zapatero y su Gobierno. La oleada de críticas, sin precedentes en la trayectoria de un diario que ha apoyado a los ejecutivos socialistas en sus 33 años de historia, arrecian desde que el pasado 17 de junio el Ministerio de Industria presentara el borrador del decreto sobre la televisión digital de pago, que fue finalmente aprobado el pasado 13 de agosto mediante un Real Decreto Ley, y cuya convalidación vota hoy el Congreso.

Tal como ha destacado el Gobierno, la TDT de pago es un instrumento clave para desarrollar la TDT en España y fomentar la competitividad y el libre mercado en un sector el de la televisión de pago donde Prisa tenía hasta ahora una posición dominante. Sin embargo, esta nueva forma de ver la televisión, cuyo máximo exponente es hoy el canal Gol Televisión, de Mediapro (algunos de cuyos accionistas son editores de Público) resta valor a Digital Plus, la plataforma de pago de Prisa que el grupo necesita vender, en su conjunto o en parte, para enjugar una deuda financiera que supera los 5.000 millones de euros. Sin embargo, el perjuicio que la TDT de pago supone para Prisa no forma parte de los argumentos utilizados en los ataques del grupo que dirige Juan Luis Cebrián, que ya contaba con una televisión de pago, contra Rodríguez Zapatero.

La TDT de pago resta valor a la plataforma Digital Plus

Así, los propietarios de Digital Plus han censurado que la TDT de pago se haya aprobado mediante un Decreto Ley una norma que requiere el refrendo del Parlamento y en pleno mes de agosto. Sin embargo, el lanzamiento de su cadena de pago Canal Plus, en 1989, y su posterior autorización para emitir en abierto como Cuatro, en 2005, también tuvieron lugar en verano, y además fueron posibles mediante normas de menor rango, simples acuerdos del Consejo de Ministros. Además, en su editorial del pasado 14 de agosto, El País acusaba a Rodríguez Zapatero de "atender el interés de unos pocos en un ejemplo de rancio clientelismo" y haciendo uso de "los peores usos autoritarios".

Tales argumentos son coincidentes con los del líder del PP, Mariano Rajoy, que consideró el 18 de agosto que el presidente trata de "favorecer a un grupo de amigos" en una "muestra de autoritarismo" y un ejercicio de "abuso de poder". En el mismo sentido, en la tribuna Un desatino, Cebrián acusaba el día 21 al Ejecutivo de "abuso gubernamental" por aprobar la TDT de pago por un Real Decreto Ley, señalando también que "la ideología no es ninguna frontera para la incompetencia" ni "para la corrupción". Asimismo, entendía también que el presidente gobierna "para los amigos" y haciendo "una utilización arbitraria e inmoral de procedimientos legislativos de urgencia para satisfacer los deseos, las manías y las ensoñaciones del mando". Cebrián no olvida expresar su "deuda de gratitud" hacia los gobiernos de Felipe González, uno de cuyos amigos, Gustavo Cisneros, visitó días atrás a Rodríguez Zapatero para tratar de intermediar, sin éxito, a favor de Prisa.

Las autorizaciones de Canal Plus y Cuatro también fueron en verano

En este contexto de presiones "a todos los niveles imaginables", en palabras del consejero delegado de La Sexta, José Miguel Contreras, el Congreso vota hoy el decreto, que ayer contaba con el rechazo de PP, PNV y UPyD.

El PSOE consideraba anoche que había "condiciones" para conseguir la mayoría, gracias sobre todo al previsible apoyo de CiU, aunque la postura definitiva del grupo catalán no se conocerá hasta hoy. Según fuentes parlamentarias, la propia vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega estuvo negociando con el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, para conseguir su apoyo, clave para que la norma salga adelante.

17/6/2009
El Ministerio de Industria presenta el borrador de la TDT de pago. Prisa emite un comunicado señalando que el texto “conculca pues la legalidad, no responde a ninguna demanda social y pone de relieve la política clientelista” de Industria.

13/8/2009
El Consejo de Ministros aprueba la TDT de pago para que todos los operadores puedan emitir en esta modalidad. Las críticas de Prisa arrecian; acusa al Ejecutivo de “intervencionismo” y “arbitrismo” y lo critica por tomar la decisión en agosto.

14/8/2009
El editorial de ‘El País’ afirma que la forma en que se aprobó la TDT de pago “remite a los peores usos autoritarios” y busca “satisfacer a un grupo de amigos” en un ejemplo de “rancio clientelismo”.

18/8/2009
El presidente del PP, Mariano Rajoy, anuncia que su partido estudia un recurso contra la aprobación de la TDT de pago y considera que se trata de un “abuso de poder” por parte del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero.

21/8/2009
El consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián, acusa en un artículo al Ejecutivo de “abuso gubernamental”. En una entrevista con la Cadena Ser, afirma que el decreto es “anticonstitucional” y “una intervención desaforada del Gobierno para tratar de doblegar a los medios”.

16/9/2009
En un editorial en portada en la víspera de la votación de la TDT de pago, ‘El País’ censura los “modos presidencialistas” de Zapatero y afirma que actúa “con imprevisión y ligereza frente a la crisis”. Según el rotativo, que ofrece hoy una segunda entrega de su editorial, el Gobierno necesita un cambio “si desea alejarse de la pendiente por la que se está precipitando”. 

Más noticias de Política y Sociedad