Público
Público

Control público para los sueldos millonarios de la gran banca

Un tercio de los consejeros y altos directivos de los bancos del Ibex ganan más de un millón al año

A. M. VÉLEZ

El control de los sueldos de las cúpulas de las entidades financieras por parte del Banco de España, en vigor desde ayer, va a afectar a aproximadamente un tercio de los consejeros y altos directivos de los cinco grandes bancos españoles, los que cotizan en el Ibex 35, principal índice bursátil. La cifra es una estimación a partir de la información publicada por Santander, BBVA, Popular, Sabadell y Bankinter en sus informes anuales y de gobierno corporativo de 2010.

Todos los consejeros ejecutivos (los más importantes) de esas cinco entidades y los altos directivos de los dos mayores bancos, Santander y BBVA, superaron el año pasado el millón de euros de sueldo anual, límite a partir del cual el Banco de España podrá adoptar medidas para que los salarios de las cúpulas no pongan en peligro la solvencia de las entidades. La vicepresidenta económica, Elena Salgado, vinculó ayer esta medida (fruto de los acuerdos en la UE y elG-20 tras la crisis financiera) con "las políticas de prevención de los riesgos", aunque dejó claro que la obligación de informar de esos sueldos "no es que sea un comportamiento preventivo, sino una comunicación".

En total, unos 13 vocales con responsabilidades ejecutivas y unos 35 altos directivos superan ese tope. La cifra relativa a la alta dirección es una estimación, porque los bancos (como el resto de cotizadas) no desglosan la retribución de cada miembro de su segunda línea de gestión: proporcionan una cifra global, a partir de la cual es posible calcular una media. En el caso del consejo de administración, todas desglosan lo que cobra cada vocal.

Ese medio centenar de personas se embolsó el año pasado más de 152 millones de euros, un 5,1% menos, en un ejercicio en el que su beneficio conjunto cayó un 5,6%, hasta 14.696 millones. De esa elite, el mejor pagado, un año más, fue Alfredo Sáenz, consejero delegado de Santander, con 9,1 millones (un 10,3% menos que en 2009). Le siguen Francisco Luzón, consejero director general de Santander (5,6 millones); el presidente de BBVA, Francisco González, con 5,3 millones (más un bonus variable de tres millones que cobrará este año); Matías Rodríguez Inciarte, vicepresidente tercero de Santander (5,6 millones), y el presidente del banco cántabro, Emilio Botín (3,8 millones). En cuanto a la alta dirección, la de Santander cobró una media de 3,18 millones por cabeza, frente a los 1,8 millones de BBVA.

Desde ayer, el Banco de España, junto con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), podrá recopilar información sobre el número de personas en cada entidad de crédito y empresas de inversión con sueldos de al menos un millón de euros al año. El supervisor podrá transmitir esa información a la Autoridad Bancaria Europea (EBA), creada el año pasado para vigilar al sector a escala comunitaria, y a la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA), su homólogo bursátil. Y, como responsable de supervisar a las entidades de crédito, el organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez analizará al menos una vez al año los posibles riesgos en esas políticas y prácticas de remuneración.

Más noticias de Política y Sociedad