Público
Público

Controlado el incendio forestal de Cartagena, que quemó entre quince y veinte hectáreas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El incendio declarado esta madrugada en el espacio natural de la sierra de La Muela, en El Portús, ha sido controlado esta tarde tras las tareas de extinción de cuatro helicópteros, tres aviones y 150 personas, entre militares de la UME, bomberos y forestales.

Según el Centro de Coordinación de Emergencias del Gobierno de Murcia y la delegación del Ejecutivo central en esa región, el batallón de 50 soldados de la Unidad Militar de Emergencias llegado al lugar desde su base de Bétera (Valencia) ha abandonado la zona sobre las 17 horas y los medios aéreos se han ido retirando progresivamente conforme las llamas eran controladas.

Quedan en esa zona de frondoso pinar y monte bajo tres brigadas forestales de la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno murciano para refrescar y asegurar el perímetro calcinado.

Del incendio se dio aviso sobre la una de la madrugada al teléfono 112, que puso en marcha el dispositivo de extinción y activó sobre las 4:45 horas el nivel 2 de alerta en el área, ubicada cerca de la cumbre, entre la ermita y el camino de El Almendrico.

Cuatro excursionistas que habían acampado cerca de la ermita han sido rescatados pasadas las 3 por una brigada forestal en un todoterreno que ha llegado hasta allí.

Así lo ha relatado uno de ellos al llegar a una zona segura en declaraciones a Onda Regional de Murcia, donde ha dicho que quienes los han rescatado "se han jugado la vida" para sacarlos de allí y que si no hubieran llegado hasta ellos, se habrían muerto "fritos".

Un batallón de la UME de Bétera se ha incorporado sobre esa hora a los trabajos de extinción, junto con un helicóptero Kamov de fabricación rusa -el de mayor capacidad de carga de agua del mundo-, propiedad del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente (Magrama) y con base en Mutxamiel (Alicante), y dos aviones anfibios de este mismo departamento llegados desde Torrejón de Ardoz (Madrid).

Desde la una de la madrugada han ido también apagando el fuego y controlando la situación de riesgo bomberos de Cartagena y del mar Menor, 11 brigadas forestales, voluntarios de Protección Civil, sanitarios de Cruz Roja y del Servicio Murciano de Salud, agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Cartagena.

Varios caseríos han sido desalojados de madrugada por precaución, dado que el viento era racheado y cambiaba de dirección a menudo, aunque por suerte casi siempre ha sido de levante y de una velocidad máxima de 15 km/h, y la humedad relativa del aire, del 75 %.

Los hidroaviones del Magrama han tenido dificultades para tomar agua del Mediterráneo que baña la falda de esa sierra cartagenera, dado que la fuerza del viento, de entre 2 y 4, levantaba tal oleaje que impedía que lo hicieran en la zona del cabo Tiñoso, por lo que han tenido que ir a tomarla al embalse alicantino de La Pedrera.

Agentes especializados del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil y de la Brigada de Investigación de Delitos Ambientales de la Dirección General de Medio Ambiente del Ejecutivo murciano investigan las causas del incendio, con un solo foco, pero que ha llegado a abrir dos grandes frentes.