Público
Público

Controversia en torno al testamento de Mario Benedetti

EFE

La inminente apertura del testamento de Mario Benedetti, fallecido el pasado 17 de mayo, aparece cargada de controversias después de que su hermano, Raúl Benedetti, se considerara "único y universal heredero" del poeta uruguayo, según se informó hoy.

El semanario local "Búsqueda" indica que el hermano de Benedetti asegura ser el único destinatario de los bienes del escritor, "sin perjuicio de los herederos testamentarios" que éste pudiera haber designado, ya que ninguno de los dos tuvo hijos y sus padres tampoco viven.

Sin embargo, el asesor legal de la Asociación General de Autores de Uruguay (AGADU), Eduardo de Freitas, asegura que fue designado por Benedetti albacea (administrador) de su sucesión, como recoge el semanario.

"Yo hablaba con él y conozco perfectamente lo que hacía", aseveró De Freitas, quien apostilló: "Es inminente que se obtenga el certificado del Registro de Testamentos y la comprobación testamentaria para que yo pueda presentar la sucesión".

En este contexto de especulaciones, la Jefatura de Policía de Montevideo adoptó la disposición de custodiar el apartamento donde el poeta vivió hasta su muerte e impedir la entrada y la salida de cualquier persona, incluso la de su hermano, según aseguran varios medios locales.

El semanario relata que Raúl Benedetti se disponía a presentar un escrito ante el Poder Judicial en el que solicitaba "la colocación de sellos" y "el cerramiento con llave" de las puertas de acceso al domicilio donde vivió el autor de "La tregua".

Sin embargo, fuentes policiales citadas por el mismo semanario aseguran que la iniciativa de custodiar la vivienda fue de la propia Jefatura, motivada porque "dentro del apartamento había obras de alto valor artístico".

"Búsqueda" indica que Raúl Benedetti "se siente sumamente molesto y disgustado, según manifiesta su entorno, aunque por sugerencia de su asesoría legal prefiere por el momento no realizar declaraciones públicas".

Esos allegados aseguran también que la voluntad de Mario Benedetti era que su hermano presidiera la fundación que llevará su nombre y que continuará la labor del poeta en el área de la cultura y los derechos humanos, según anunció el pasado 20 de mayo a Efe el ex secretario del poeta, Ariel Silva.

Manifestó que la Fundación Mario Benedetti se creará cuando finalicen los trámites judiciales relacionados con el testamento del escritor y dijo que contará entre sus patronos con el autor uruguayo Eduardo Galeano, el músico Daniel Viglietti, el periodista y escritor español Juan Cruz y el propio Silva, todos amigos del poeta fallecido.

No obstante, Silva subrayó entonces que aún no se había tenido acceso a las disposiciones que el escritor dejó en su testamento y que los datos que se manejan por el momento son "los que él expresó en diversas conversaciones".

Autor de unos 80 libros de poemas, novelas, relatos y ensayos, Benedetti obtuvo reconocimientos internacionales como el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (1999), el Premio Iberoamericano José Martí (2001) y el Premio Internacional Menéndez Pelayo (2005).