Público
Público

Corea del Norte dispone de centrifugadoras más sofisticadas que Irán

EFE

El experto nuclear estadounidense Siegfried Hecker, que visitó en noviembre instalaciones de enriquecimiento de uranio norcoreanas, constató que Corea del Norte tiene centrifugadoras más sofisticadas que Irán, según una entrevista publicada hoy por la agencia surcoreana Yonhap.

En opinión de Hecker, profesor de la Universidad de Stanford, si la información que recibió es correcta, estos aparatos, destinados a enriquecer uranio, eran de segunda generación, mientras que "en Irán, por los inspectores internacionales, han podido fabricar sólo centrifugadoras P-1 (menos sofisticadas)".

Hecker visitó en noviembre el complejo nuclear norcoreano de Yongbyon y fue testigo de "modernas" instalaciones de enriquecimiento de uranio, una técnica que abriría una nueva vía a Corea del Norte para la obtención de armas atómicas.

Pese a que Corea del Norte ha asegurado que su programa de uranio es civil, el régimen comunista ya procesa plutonio y se cree que ha obtenido material para al menos ocho bombas, además de haber realizado dos pruebas nucleares, en 2006 y 2009.

Según Hecker, las autoridades estadounidenses no se sorprendieron por el hallazgo de las centrifugadoras, ya que era algo esperado, sino por el nivel de sofisticación de los equipos.

"También hay preocupación porque, si en realidad lo han conseguido, lo han debido estar haciendo durante mucho tiempo", añadió.

Corea del Norte aseguró que tiene unas 2.000 centrifugadoras funcionando para uso civil, aunque esos mismos equipos pueden contribuir a producir el uranio suficientemente enriquecido para armar una bomba nuclear cada año, según los cálculos de Hecker.

Pyongyang argumenta que el uranio enriquecido a bajo porcentaje servirá para proveer a un reactor experimental de agua ligera que está construyendo en Yongbyon.

El régimen norcoreano ha desafiado a la comunidad internacional con su programa nuclear, pese a que ahora quiere volver a sentarse en la mesa de las negociaciones a seis bandas, suspendidas desde finales de 2008, y en las que participan las dos Coreas, China, Rusia, EEUU y Japón.

Hecker advirtió en la entrevista de que existen riesgos de seguridad y preocupación por un posible accidente cuando el reactor comience a operar, ya que Corea del Norte realiza este desarrollo de manera aislada.

Más noticias de Política y Sociedad