Público
Público

El corte del AVE por la lluvia perjudica a 8.000 viajeros

La circulación entre Madrid y Sevilla se restableció a primera hora de la tarde

JAVIER SALAS

Alrededor de 8.000 personas han sufrido los cortes y retrasos del servicio del Ave entre Madrid y Sevilla, en ambos sentidos, por culpa de las lluvias que obligaron a interrumpir durante más de 16 horas la circulación en la línea. Ayer, tras asegurar la vía, se restableció la circulación de forma limitada.

Las inundaciones registradas el lunes en la provincia de Toledo obligaron a trabajar durante toda la noche a los operarios del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) y de Renfe para restablecer la circulación en la línea ferroviaría que enlaza la capital con Andalucía. El corte afectó a 68 trenes, 39 de ellos de larga distancia.

La circulación del Ave a Andalucía ha estado cortada durante 16 horas

Las vías quedaron reparadas a las 15.40 horas de ayer, aunque la actividad ferroviaria no se normalizará hasta el servicio de mañana de hoy, según ha hecho público Adif. Durante toda la tarde y noche de ayer se circuló por una sola vía y con limitaciones de velocidad en la zona afectada por la tormenta, entre Madrid y la localidad toledana de La Sagra.

Los viajeros tuvieron que realizar el tramo entre la capital y la ciudad de Toledo en autobús, gracias a una flota de 50 vehículos contratados por Renfe como alternativa. Esta solución retrasó en una hora, como mínimo, la duración habitual del viaje.

Unos 100 operarios trabajaron hasta reparar la vía a las 15.40 horas de ayer

Además, muchos viajeros se quejaban ayer por la mañana de que los autobuses habilitados en la Estación de Atocha de Madrid no partían hasta que buena parte del pasaje estaba ocupado, lo que obligó a algunos de ellos a esperar hasta 45 minutos a que se sumaran más usuarios.

Javier Doñoro es uno de los viajeros que ha tenido que cambiar de planes: tenía organizado un viaje en familia a Madrid y lo tuvo que posponer a hoy. Su tren salía a las 8.45 horas desde la Estación de Santa Justa de Sevilla, pero no le avisaron de los problemas de circulación hasta que estaba en el andén, a punto de embarcar en el tren. "Nos dirigieron a Atención al cliente, donde nos ofrecían dos opciones: o coger otro Ave a las 9.45 horas, más otra hora de retraso desde Toledo, o bien cambiarlo para el día siguiente.", recuerda este viajero.

Javier optó por esperar a hoy, pero asegura que detrás de él "había una cola enorme llena de gente enfadada". Viajeros que se desplazaban por negocios y turistas que no llegarían a sus citas comerciales o a la salida del avión en el aeropuerto de Barajas.

Otro pasajero, Daniel Cerrada, hace regularmente el trayecto entre Ciudad Real y Madrid por motivos laborales. Ayer llegó dos horas más tarde de lo habitual a su destino. "Además del retraso por ir en autobús hasta Madrid, nos tuvieron media hora esperando en La Sagra, desde donde nos desplazaban a Toledo en una vía convencional de tren", recuerda Daniel.

El corte de la vía, que se produjo a primera hora de la noche del lunes a la altura de las localidades toledanas de Yeles y La Sagra, estuvo motivado por una tromba de agua que provocó el desguarnecido de la vía, con arrastre del material de protección, a lo largo de dos kilómetros de vía. Además, gran parte de este tramo se había quedado encharcado.

Más de 100 técnicos y operarios de mantenimiento han trabajado para el arreglo de la vía. El principal problema fue reponer el balasto piedra partida que aporta estabilidad a la vía férrea y que la riada había barrido por completo en algunos tramos.

Más noticias de Política y Sociedad