Público
Público

Cospedal pide castigar más a los pirómanos tras despedir a 680 técnicos anti incendios

La empresa pública de Castilla-La Mancha encargada de la lucha contra el fuego ha presentado un ERE que deja su plantilla en la mitad. Los sindicatos ven detrás la mano privatizadora del Gobierno regional.

ANA PARDO DE VERA

La presidenta de Castilla-La Mancha prefiere castigar duramente a los 'desalmados' responsables de los incendios forestales que prevenir éstos. Así se desprende de las palabras y los hechos de María Dolores de Cospedal, que ayer, tras presidir en Málaga el Comité de Dirección del PP andaluz, anunció su intención de apoyar 'de forma contundente y firme' las medidas que el Gobierno ponga sobre la mesa 'para endurecer las penas' contra los pirómanos, así como las sanciones por negligencia en ese sentido.

Dos días antes, sin embargo, la empresa pública de Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha (GEACAM) presentó un expediente de regulación de empleo (ERE) ante la consejería del ramo que supone el despido de 680 trabajadores dedicados a la prevención y extinción de incendios. El ERE -cuyo único objetivo, según los trabajadores, es 'privatizar' la empresa- ha sido denunciado por el sindicato CCOO y la oposición socialista y ha llevado a movilizarse a los empleados de GEACAM en las delegaciones de Agricultura de las cinco provincias de Castilla-La Mancha durante los días de ayer y hoy.

Ante la fuerte respuesta que ha tenido la decisión de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, de la que depende GEACAM, el ente público se ha apresurado a emitir un comunicado asegurando que ningún trabajador será despedido y que sólo se pretende realizar un 'ERE temporal de jornada de trabajo efectivo anual, equivalente al 66% de la actualmente establecida para el 100% de la plantilla de Incendios'. Sin embargo, en el expediente presentado ante Empleo, la empresa solicita '680 extinciones totales' de contratos, lo que, junto con los recortes de 2011 y el resto de 2012 (615 despidos), dejaría a GEACAM a la mitad de plantilla.

La parlamentaria del Grupo Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Inmaculada López, no ha negado los despidos, sino que los ha defendido en el marco de la 'viabilidad' de GEACAM para que pueda adaptarse a las 'necesidades reales' y no a funcionar para 'recolocar personas', como con el anterior Ejecutivo socialista. La portavoz conservadora anunció ayer que Agricultura trabaja en un plan de limpieza y mantenimiento de los bosques en invierno, que se presentará próximamente, y que según miembros de la Junta podría contar con mano de obra privada a falta de personal de GEACAM, alentando los temores de los sindicatos.

Los trabajadores están convencidos de que el trabajo que hacen ellos pasará a empresas privadas porque el presupuesto en prevención y extinción de incendios sigue estando ahí y 'hay que gastarlo', aunque no en ellos, vaticinan. La postura de GEACAM y el PP no ha tranquilizado en absoluto a los sindicatos, que han mantenido las movilizaciones contra el recorte de 1.300 empleos en total en toda la comunidad autónoma. Aseguran, además, que las concentraciones son sólo el inicio de 'una lucha larga y dura' hasta que la empresa se avenga a hablar y a resolver la situación manteniendo los puestos de trabajo a los que amenaza en el ERE.

El PSOE de Castilla-La Mancha, por su parte, ha solicitado la comparecencia de la consejera de Agricultura y Medio Ambiente, María Luisa Soriano, y la paralización del ERE de GEACAM. Los socialistas aseguran que, desde que se creó esta empresa (2006), los incendios en la región han disminuido un 70%, pasando de 60.000 a 14.000 hectáreas quemadas.

Más noticias