Público
Público

Costa confía en recuperar el carnet del PP tras su declaración

Asegura ante el Comité de Garantías que su actuación "no iba contra nadie"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex secretario general del PP de la Comunidad Valenciana Ricardo Costa ha comparecido ante el Comité de Derechos y Garantías, en la sede nacional del partido. Este órgano le suspendió cautelarmente de militancia el pasado 29 de octubre por su 'actitud indisciplinaria' al haberse reafirmado en sus cargos una vez cesado, en teoría, por la dirección.

Fuentes conocedoras de la reunión afirmaron que esta transcurrió de forma 'agradable y tranquila'. Los conservadores valencianos confirmaron que Costa estaba 'contento' porque, al fin, había sido recibido y había dado algunas explicaciones que consideraba necesarias. El hombre fuerte de Francisco Camps hasta hace tan sólo unos días trasladó al instructor del caso el mensaje de que sus declaraciones no habían ido 'contra nadie' .

No hizo falta que Costa esgrimiera para defenderse el acta del Comité Ejecutivo Regional del pasado 13 de octubre. El Comité de Garantías ya la tenía en su poder. En este documento se acredita que no fue relevado de sus puestos en ningún momento y prueba que Camps facilitó a Rajoy una versión muy diferente de lo ocurrido.

Tampoco se habló del caso Gürtel o se analizaron las cuentas de Costa, tal y como él había solicitado cuando se difundió el informe policial que detalla la financiación ilegal de los conservadores valencianos. Costa pidió entonces que se abriera una investigación interna para revisar su gestión, pero en el PP no tienen intención de hacerlo.

Costa no tuvo que enseñar el acta del Comité Regional porque ya la tenían

'Desde luego no era el asunto a tratar', cuentan. Tocaba analizar la suspensión de militancia. Y a eso se ciñeron. Costa, que lleva toda la vida en el PP, confía en recuperar el carnet. Ahora, el Comité de Garantías seguirá adelante con la instrucción de su expediente disciplinario. El instructor de su caso realizará un pliego de cargos que pondrá en su conocimiento. A partir de ese momento, Costa contará con un plazo de 15 días para realizar las alegaciones oportunas.

Costa se mostró más cauto que nunca. Entró y salió de la cita, que duró una hora, por la puerta de atrás (el garaje) sin hacer declaraciones. Sólo al marcharse levantó el pulgar en clara señal de que, a su juicio, todo había salido bien. Por la mañana, tampoco se había querido detener a hacer valoraciones en Les Cortsvalencianas. Esta postura contrasta con la que ha exhibido en los últimos meses, en los que, lejos de evitar a los periodistas, los convocaba. Algo por lo que precisamente despertó los recelos de la cúpula.

Algunos creen que su silencio y discreción responden al hecho de que ahora se está jugando la readmisión. Desde su entorno resaltaban que no les parecía oportuno que hablara teniendo en cuenta que no es militante. 'Hay que respetar los procedimientos', recordaban los suyos.

Al salir de la reunión, levantó el pulgar para mostrar su satisfacción

Los que le rodean esperan que las cosas se arreglen y han puesto sus esperanzas en el mensaje conciliador que lanzó hace unos días Mariano Rajoy. El líder del PP reconoció que Costa era una persona 'honrada' y agradeció el trabajo que había realizado en estos años. 'Espero que lo pueda seguir haciendo en el futuro', apuntó abriendo una puerta.

Muchos en el PP creen que Costa recuperará el carnet. Pero se preguntan sobre quién recaerá entonces la responsabilidad de haber trabajado con la trama corrupta y cómo se explicará que nadie se haga cargo. Mientras, el PP valenciano está 'muy preocupado' por la querella que los socialistas presentaron ante el informe policial.

Más noticias en Política y Sociedad