Público
Público

Coupet regresa a Francia tras una fallida aventura en el Atlético

EFE

El portero francés Gregory Coupet, que hoy cerró su fichaje por dos temporadas por el París Saint Germain, regresará al fútbol de su país tras una fallida aventura de un año en el Atlético de Madrid, en el que apenas tuvo oportunidades y sólo disputó once de los 52 partidos oficiales del pasado curso.

No ha sido una campaña fácil para el guardameta, acostumbrado a la titularidad en su anterior equipo, el Olympique de Lyon, y relegado al banquillo en el club rojiblanco, con el que jugó su último encuentro oficial el 14 de enero de 2009 contra el Barcelona, en la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey (2-1).

Desde ese momento, no disputó ningún minuto más con el Atlético, a excepción del intranscendente amistoso del pasado 2 de junio en Mariehamn (Finlandia), y permaneció en la suplencia a la sombra del argentino Leo Franco, el portero titular tanto para el mexicano Javier Aguirre, destituido en febrero, como para Abel Resino.

En total, Coupet resume su aventura en el conjunto rojiblanco, la primera fuera de Francia para el veterano internacional galo, con apenas once partidos disputados de los 52 oficiales del Atlético durante la pasada temporada, en la que, a nivel colectivo, pudo disfrutar con el objetivo cumplido: la cuarta posición en la Liga.

En esa competición, el arquero sólo ha jugado seis de los 38 encuentros de su equipo: en las tres primeras jornadas contra Málaga, Valladolid y Recreativo; en la quinta ante el Sevilla, en la sexta contra el Barcelona y en la décima, el 9 de noviembre de 2008, en Pamplona ante Osasuna, su último duelo de Liga con el Atlético.

También han sido contadas sus apariciones en la 'Champions' en el pasado curso, en el que ha jugado dos de los diez choques del conjunto rojiblanco en esa competición, en las jornadas quinta y sexta de la fase de grupos ante PSV Eindhoven, cuando el equipo certificó su pase a octavos, y Marsella, respectivamente.

Más habitual fue en Copa del Rey, en la que disputó tres de los cuatro duelos del Atlético, pero la prematura eliminación de su equipo, en octavos de final contra el Barcelona, amplió su presencia en el banquillo, en el que ha estado en 37 encuentros, ya que sólo se perdió cuatro de los 52 partidos oficiales por lesión.

Esos datos confirmaron su fallida aventura en España y precipitaron su salida del club rojiblanco, con el que tenía un año más de contrato, pero del que hoy emprendió viaje de vuelta al fútbol francés, donde las próximas dos temporadas defenderá la portería del París Saint Germain.

Más noticias de Política y Sociedad