Público
Público

Cuestionan edad de corte para el control del cáncer colorrectal

Reuters

Por Will Boggs

Un nuevo informe señala quelas decisiones sobre la conveniencia del control diagnósticodel cáncer colorrectal deberían tener más en cuenta laesperanza de vida y prestarle menos atención a la edad.

"Las decisiones sobre el control diagnóstico del cáncercolorrectal tienen que ser más cuidadosas e individualizadas,en lugar de sustentarse en edades de corte", dijo la doctoraLouise C. Walter a Reuters Health.

"Un principio central de la buena medicina es orientar lasintervenciones a los pacientes para los cuales los beneficiospotenciales de una intervención superan significativamente losdaños potenciales", agregó la experta.

El equipo dirigido por Walter, del Centro Médico de Asuntosde Veteranos en San Francisco, Estados Unidos, evaluó las tasasde control y mortalidad en dos grupos de pacientes mayores.

Un grupo estaba integrado por personas que tenían variasenfermedades graves, para quienes los riesgos del controlsuperan a los beneficios, y el otro, por personas sinenfermedades importantes, para las cuales las guías recomiendanesas evaluaciones periódicas.

El equipo observó que el control diagnóstico del cáncercolorrectal disminuía a medida que aumentaba la edad, segúnpublicó Annals of Internal Medicine.

No obstante, las tasas de control no cayeron por debajo del30 por ciento, aún en los pacientes mayores con enfermedadesgraves.

Por otro lado, la tasa total de evaluación diagnóstica fueapenas del 50 por ciento en los pacientes mayores con unaesperanza de vida relativamente prolongada.

"La edad no es el factor más importante a considerar cuandose evalúan los beneficios y daños potenciales del control(diagnóstico del cáncer de colon)", concluyó Walter.

"En cambio, las decisiones deberían tener un enfoqueindividualizado, que incluye las enfermedades del adulto mayor(como demencia, insuficiencia cardíaca congestiva, enfermedadrenal terminal) y sus preferencias, para determinar cuándosuspender el control", añadió la autora.

FUENTE: Annals of Internal Medicine, 7 de abril del 2009

Más noticias de Política y Sociedad