Público
Público

La curandera de la placenta equina se carga de críticos

Especialistas en medicina deportiva cuestionan a la masajista serbia de moda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los remedios milagrosos regresan al fútbol. Esta vez proceden de Serbia, donde una masajista, Marijana Kovacevic de la que se afirma que tiene un gran parecido físico con el personaje de Morticia, de La familia Addams está alcanzando notoriedad por una novedosa forma de tratar las lesiones musculares. Kovacevic aplica una pomada a base de extractos de placenta de yegua para acortar los tiempos de recuperación.

Iván de la Peña está visitando estos días a la masajista. El centrocampista cántabro sufre una lesión muscular de carácter leve en el gemelo de su pierna derecha y está siendo tratado con la pomada de placenta. ¿Qué ha motivado que De la Peña viaje hasta Belgrado? Los precedentes de la Premier League. Cuatro jugadores del Liverpool y uno del Arsenal, el holandés Van Persie, han pasado por su pseudoconsulta, que está siendo investigada por el Ministerio de Sanidad serbio.

El doctor Hernández rechaza que existan 'evidencias científicas'

Los especialistas en Medicina Deportiva no dan crédito a las terapias de Kovacevic, a la que sitúan más en el mundo del curanderismo que en la ciencia. El doctor Juan Carlos Hernández, médico del Real Madrid, muestra su escepticismo. 'Estas pomadas de placenta de yegua carecen de base científica para la recuperación de lesiones. Lo primero que habría que decir a esta persona es que, si ha conseguido resultados científicos, los publique. No podemos dar el visto bueno a estos tratamientos porque no hay evidencias científicas', concluye el doctor Hernández.

La presunta absorción de las pomadas de placenta equina es otro asunto de debate. 'Si no se absorben, estamos hablando de un placebo, una sustancia sin efecto. Y si se absorben, hay que tener cuidado ante las posibles complicaciones o efectos secundarios que puede generar una sustancia que procede de otra especie animal', advierte el doctor Hernández.

En privado, los médicos apuntan a un posible dopaje con hormonas

El doctor Rodríguez Bastida, del equipo ciclista Xacobeo, es especialmente crítico. 'Me parece increíble que se dé crédito a esta gente y que un futbolista se preste a estas prácticas. Si la crema fuera de placenta humana todavía podríamos debatirlo, pero utilizar una sustancia externa al organismo humano puede generar reacciones con consecuencias peligrosas'.

Rodríguez Bastida sitúa a la masajista serbia en el campo de la brujería. 'Siempre han existido brujos que se acercan al deporte con hierbas milagrosas y cosas parecidas. El deportista busca el milagro, pero milagros no hay. Hay ciencia', protesta el médico gallego.

Un precedente médico de este pseudotratamiento es la utilización de los llamados factores de crecimiento que popularizó el doctor Mikel Sánchez. 'En España hay médicos que administran factores de crecimiento, pero ni siquiera eso tiene suficientes evidencias', afirma el doctor José Antonio López Calbet, catedrático de la Universidad de Las Palmas.

'Buscan milagros pero no los hay; hay ciencia', indica el doctor Bastida

No son pocos los expertos que piensan que puede existir un dopaje encubierto en estas pomadas de placenta. 'Nadie asegura a los futbolistas que no les estén aplicando algo que pueda dar positivo en un control de dopaje' sentencia López Calbet.

En privado, los especialistas apuntan a la HCG. Esta hormona, la de los tests de embarazo, figura como sustancia prohibida por la reglamentación antidopaje por su poder anabolizante (capaz de hacer crecer tejido muscular). ¿Estarían utilizando en Serbia una versión equina de la HCG, que no es detectada en los controles por no ser humana? El doctor Gerardo Villa, de la Universidad de León, apunta la última reflexión. 'Esto me recuerda a lo de aquella sangre de tortuga que decían que usaban las corredoras chinas. Luego se supo que era EPO y otras sustancias dopantes', denuncia el doctor Villa.

Más noticias en Política y Sociedad