Público
Público

El Dalai Lama reitera su apoyo a que los Juegos se disputen en China

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Dalai Lama, líder espiritual y político de los tibetanos, reiteró hoy su apoyo a la celebración de los Juegos Olímpicos en China, pese a las llamadas al boicot de distintas organizaciones de derechos humanos.

"He dicho que ellos (los chinos) merecen acoger los famosos juegos porque son la nación más poblada del mundo. Mi posición es la misma pese a la supresión (de la revuelta) en el Tíbet", declaró el Dalai en rueda de prensa en Nueva Delhi.

El líder tibetano aludió también a los temores chinos a que las protestas de refugiados del Tíbet en la India alteren la marcha de la Llama Olímpica, que pasará por este país a partir del 17 de abril.

"La antorcha olímpica es parte de los juegos y mi actitud al respecto es la misma", añadió el Dalai, citado por la agencia india PTI.

El embajador chino en Nueva Delhi, Zhang Yang, ante cuya legación se ha registrado alguna protesta de exiliados tibetanos, advirtió hace dos días al ministro de Interior, Shivraj Patil, de que China podría anular el paso de la antorcha por suelo indio si no se garantizaba la seguridad del recorrido, según PTI.

El Dalai Lama, que ha pasado la semana en Nueva Delhi impartiendo cursos de budismo, ofreció una rueda de prensa tras encabezar un rezo en memoria de los muertos durante la reciente revuelta en el Tíbet ante el monumento al "mohatma" Gandhi, el padre de la patria india.

En la ceremonia participaron líderes de las principales comunidades religiosas de la India, país que acoge el Gobierno tibetano en el exilio desde 1959.

La revuelta en el Tíbet comenzó hace casi tres semanas, cuando se conmemoraba el aniversario del levantamiento tibetano de 1959, y se ha cobrado la vida de 19 personas, según la versión oficial china, o de unas 140 según el Gobierno tibetano en el exilio.

Durante sus intervenciones de los últimos días, el Dalai Lama ha retirado sus llamamientos a un diálogo con China en busca de una solución duradera para el Tíbet, insistiendo en que no pretende una separación del territorio.