Público
Público

Daniel Barenboim dice que el West-Eastern Divan es un proyecto humanitario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pianista y director de orquesta argentino-israelí Daniel Baremboin afirmó hoy que la West-Eastern Divan Orchestra es un proyecto que creó con el intelectual palestino Edward Said, ya fallecido, y que no es de carácter político y ni siquiera de paz, sino humanitario.

"Una orquesta no basta para solucionar el conflicto (de Oriente Medio)", declaró Bareboim durante la presentación en rueda de prensa de la gira de verano de la orquesta que conforman jóvenes músicos israelíes y árabes como prueba de que la concordia es posible.

El concierto estrella está previsto para el 23 de agosto en el escenario al aire libre de la "Waldbühne" de Berlín, con Waltraud Meier, René Pape y Simon O'Neill como intérpretes solistas.

El programa de ese única actuación, que dirigirá Barenboim, incluye el concierto de Mozart para tres pianos y el primer acto de la Valquiria, ópera de Richard Wagner.

Para Barenboim, el concierto en la "Waldbühne" es un paso adelante en la breve pero intensa trayectoria de esta orquesta, donde el 40 por ciento de los componentes son israelíes, el otro 40 por ciento árabes y el resto palestinos procedentes de los territorios ocupados. También hay algún músico turco y un par de iraníes.

Parte de la recaudación del concierto, para el que ya se han vendido un millar de entradas, se destinará a la sala de música de cámara que el proyecto West-Eastern Divan construye en la ciudad palestina de Ramala.

La idea de Barenboim, para quien un concierto en esa ciudad es más importante que cualquier concierto en el mundo, es contar con una sala de música que permita elaborar una programación musical regular y, de paso, mejorar la calidad de vida en los territorios palestinos.

"Queremos viajar a Ramala cada cuatro o seis semanas y me siento muy satisfecho y feliz tras saber que hay muchos artistas dispuestos a ofrecer también conciertos allí", declaró Barenboim, quien adelantó entre otros nombres el del pianista chino Lang Lang.

Barenboim reconoció que el West-Eastern Divan -cuya sede está en Sevilla- requiere mucho tiempo y energía y que son muchos lo que piensan que en el fondo no tiene necesidad de hacer lo que está haciendo.