Público
Público

Decenas de miles sirios protestan en Damasco contra el ataque estadounidense

EFE

Decenas de miles de personas se manifestaron hoy en las calles de Damasco para condenar el ataque de hace cuatro días de helicópteros estadounidenses contra una localidad siria, fronteriza con Irak, que causó ocho muertos.

Representantes religiosos, trabajadores, sindicalistas, así como alumnos de colegios y universidades salieron a protestar alentados por el régimen sirio, que ha condenado enérgicamente ese ataque, que las autoridades estadounidense aún no han confirmado.

Siria denunció el domingo pasado que cuatro helicópteros de EEUU, provenientes de Irak, violaron su espacio aéreo en la zona de Abu Kamal, en territorio sirio y a unos ocho kilómetros de la frontera iraquí, donde causaron la muerte de ocho civiles.

Bajo un cielo despejado con un sol radiante, los manifestantes se concentraron desde primera hora de la mañana en la céntrica plaza damasquina de Yusuf al Uzma.

Pertrechados con banderas sirias e iraquíes, portaban pancartas con lemas como "matar inocentes es un crimen por el que hay que rendir cuentas".

En declaraciones a los periodistas, el diputado Abdelaziz al Hasan, que acudió a la manifestación, señaló que "el acto de agresión perpetrado por EEUU y su Ejército supone un crimen de guerra y un acto terrorista sistemático".

Además, calificó el ataque de "campaña de propaganda para el (candidato) republicano (John) McCain para las elecciones presidenciales de noviembre próximo".

Las condenas a EEUU se mezclaban con frases de apoyo al régimen sirio y a su presidente, Bachar al Asad, cuya foto fue enarbolada por cientos de manifestantes.

Para el responsable del partido Comunista sirio, Ibrahim Zaair, "la agresión en Abu Kamal es la última de una serie de actitudes temerarias, irresponsables e intolerantes".

Por su parte, el diputado Joseph Maghout, apuntó a los periodistas, presentes en la concentración, que "la Administración estadounidense debe asumir toda la responsabilidad, es un crimen diseñado para intimidar y aterrorizar a Siria, pero todo esto está destinado al fracaso".

Una opinión similar tenía el secretario de la Asamblea del Pueblo (parlamento), Jaled Abud, quien advirtió a EEUU de que "hay un gran enfado y rabia sobre lo que se ha perpetrado en Oriente Medio".

También indicó que la manifestación es "reflejo del rechazo público incontenible a la agresión y de la odiada presencia estadounidense en la región, que busca controlar a la nación árabe".

La protesta discurrió en medio de fuertes medidas de seguridad, que incluyeron la protección de la embajada de EEUU en la capital siria, cuyos accesos fueron cercados por agentes para evitar posibles altercados.

Precisamente, horas antes del comienzo de la concentración, la legación diplomática anunció en su página web que iba a permanecer cerrada durante toda la jornada, debido al "aumento de la preocupación por la seguridad".

El anuncio del cierre se produce un día después de que la propia embajada señalara que se mantendría abierta los próximos días, aunque suspendería sus actividades administrativas.

También, alertaba en su página de internet a los ciudadanos estadounidenses presentes en Siria de que evitaran acudir a manifestaciones y les pedía que se mantuvieran alerta.

Esto se suma a la reciente decisión de las autoridades sirias de clausurar una escuela y el centro cultural de EEUU en Damasco.

El centro cultural depende de la sede diplomática, mientras que la Escuela Comunitaria de Damasco, también conocida como Escuela Americana, funciona en un solar propiedad del Gobierno estadounidense.

Más noticias de Política y Sociedad