Público
Público

Decenas de subsaharianos se cuelan en Melilla

Reuters

Alrededor de medio centenar de inmigrantes entraron en la madrugada del lunes en Melilla desde Marruecos, aprovechando el fuerte temporal que causó desperfectos en la valla fronteriza, informó la Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma.

El asalto se produjo cerca del paso fronterizo de Beni-Enzar hacia las 6:20 de la mañana. Un grupo de unos 65 inmigrantes intentó cruzar la frontera corriendo y los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil presentes en la zona cerraron las puertas para evitar la entrada de los indocumentados.

el sistema de red tridimensional instalado en la valla fronteriza - no estaban totalmente operativas por las fuertes lluvias.

Las autoridades activaron un dispositivo de búsqueda y por la tarde habían localizado a 30 de los subsaharianos.

"El dato más fidedigno que tenemos ahora mismo es que hay ya 30 (inmigrantes) que han sido localizados y puestos a disposición de la Policía Nacional", declaró el delegado del Gobierno en Melilla, Gregorio Escobar, a RNE. Ahora se les aplicará la ley de Extranjería.

Por su parte, el presidente de la ciudad autónoma, Juan José Imbroda, cuestionó por qué los indocumentados sabían que tenían que cruzar en ese momento.

"Lo que no sé es si desde aquí, desde Melilla, se ha avisado a los subsaharianos. Sería una buena cuestión para que investigara las Fuerzas de Seguridad del Estado, si alguien ha avisado a los extranjeros. Porque ¿cómo se han enterado de que se cayeron 30 metros de valla en ese sitio?, y ¿ cómo se han enterado de que tenían que venir en ese momento?", preguntó.

La Delegación del Gobierno indicó que se han iniciado los trabajos para reparar de manera provisional la valla fronteriza perimetral y se están valorando los daños para su reparación permanente.

AYUDAS

El Ejecutivo aprobará el viernes en el Consejo de Ministros un acuerdo para otorgar subvenciones a los damnificados por las segundas inundaciones de importancia en esta zona en menos de dos meses, según anunció la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, que visitó Melilla con el Presidente de la ciudad autónoma, Juan José Imbroda.

Melilla se quedó el domingo aislada por mar y aire a causa del fuerte temporal, la tercera vez que padece inundaciones en el mes de octubre. Las lluvias torrenciales desbordaron incluso el normalmente seco río de Oro de la ciudad, donde en una hora llegaron a caer 43 litros por metro cuadrado a media mañana.

La tromba de agua forzó a interrumpir el tráfico marítimo y aéreo y también se cerraron los puestos fronterizos con Marruecos de Farhana y Beni- enzar.

Las imágenes de televisión mostraron calles anegadas, así como ruedas, árboles y enseres arrastrados por la corriente torrencial.

Este fin de semana se han recogido más de 105 litros por metro cuadrado y las previsiones meteorológicas indicaban que las lluvias continuarán.

Más noticias de Política y Sociedad