Público
Público

Deferr se instala en Madrid para preparar los Juegos y descarta ir a los Europeos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Gervasio Deferr, doble campeón olímpico de salto, se ha instalado hoy en Madrid para preparar con el resto del equipo español de gimnasia su participación en los Juegos de Pekín, un camino del que ha excluido los Europeos de mayo en Suiza, que le desviarían de su auténtico objetivo.

"Lo que quiero preparar para los Juegos no lo puedo preparar para el Europeo. Necesito ese tiempo para no tener que preparar más el ejercicio antiguo y para trabajar en el nuevo", dijo hoy a EFE el gimnasta barcelonés.

"Llegué anoche a Madrid y me quedaré aquí hasta los Juegos, salvo pequeños viajes a Barcelona para ver a la familia", apuntó. "Es importante estar aquí con la selección. Cuando compites, se nota si llevas un mes o si llevas cuatro entrenando con tus compañeros. La complicidad y el 'feeling' cambian mucho. Nos fue muy bien en los últimos Mundiales (España fue sexta) y queremos seguir la misma línea", añadió.

Deferr acaba de hacer unas galas en México y las secuelas de sus numerosas lesiones le impiden estar "como para competir mañana en unos Juegos", aunque sí se ve "en el buen camino para optar primero a ser finalista y luego ver si se puede luchar por medalla, que por regla general", auguró, "sí se puede".

Pese a sus dos títulos olímpicos en salto, Deferr sigue viendo sus mayores posibilidades en suelo, aparato en el que es el vigente subcampeón mundial.

Deferr adelantó que, después de que en el último Mundial un ejercicio con nota de partida de 16,5 le diera el subcampeonato, en los Juegos quiere presentar uno de 16,8, "que es más que considerable para optar (al oro) con posibilidades".

"Con el nuevo código, cuantas más burradas hagas, más puntuación tienes", dijo.

El que será abanderado español en la ceremonia de inauguración de los Juegos se mostró contrario a cualquier acción de protesta contra esta cita deportiva por culpa de la política china.

"Hay una cosa muy clara: el COI permitió que Pekín se presentase. Se presentó y la votaron, le dieron la sede. Ya no puedes decir: 'Ah, no, ahora no cumples los derechos humanos, ahora eres malo'. Ellos se presentaron y se lo aceptaron, así que ahora no podemos hacer nada. No podemos culpar a China. En todo caso al COI. China ya sabíamos cómo era", afirmó.