Público
Público

Denuncian la aparición de miles de peces muertos en el Tajo en Toledo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Plataforma en Defensa del Tajo de Toledo ha denunciado la aparición de "miles de peces muertos" en este río a su paso por Toledo justo cuando se cumplen hoy 40 años desde la prohibición del baño en sus aguas por orden del que fuera gobernador civil de Toledo en 1972, Jaime de Foxá.

La mortandad de peces (barbos, carpas y carpines) se encuentra entre los puentes de Azarquiel y Alcántara, uno de los accesos al casco histórico, por donde transitan los turistas que llegan en el AVE para visitar la ciudad, Patrimonio de la Humanidad.

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) se han desplazado a la zona para tomar muestras del agua, aunque en principio descartan un vertido puntual contaminante, según han informado a Efe fuentes de la Guardia Civil.

El Seprona se decanta por atribuir esta mortandad de peces a la suciedad del río, lo que unido a las altas temperaturas de estos días hacen que proliferen las algas, lo que reduce el oxígeno del agua y provoca la muerte de los peces, un hecho que "suele ocurrir todos los años" con el calor, según han informado las fuentes de la Guardia Civil.

Por su parte, y según ha dicho hoy el presidente de la citada plataforma, Alejandro Cano, lo ocurrido es consecuencia de la contaminación y del escaso caudal que lleva el río por la "desidia" y "las mentiras" de los políticos durante todo este periodo.

Además, tienen la "sospecha" de que esta situación se ha agravado porque la Comunidad de Madrid "ha dejado de depurar lo poco que venía depurando", lo que unido a la falta de caudal hace que el índice de oxigeno sea menor y la putrefacción y la muerte de los peces sea mayor, ha dicho el presidente de la citada Plataforma.

Ha criticado, en este sentido, las declaraciones hechas recientemente por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, por afirmar que esta capital "destaca a la cabeza de Europa en el tratamiento de las aguas residuales", lo que Cano ha calificado como "falsedades".

Cano ha incidido también en el incumplimiento de las leyes que preservan los ríos, entre ellas la Directiva Marco Europea del Agua, que nos obliga a que antes de 2015 todas las aguas que se vierten a los ríos estén depuradas y ello también sin que se haya publicado el Plan de Cuenca del Tajo.