Público
Público

La depresión en el embarazo está asociada con el parto prematuro

Reuters

Por Amy Norton

Las mujeres con síntomasdepresivos en los primeros meses de embarazo correrían altoriesgo de tener un parto prematuro, según sugieren losresultados de un estudio publicado el jueves.

Los autores hallaron durante un seguimiento a 791embarazadas que las que tenían síntomas graves de depresiónalrededor de la semana 10 de gestación eran dos veces máspropensas que aquellas sin síntomas depresivos a tener un partomuy prematuro.

Es más, el riesgo de parto prematuro aumentó junto con lagravedad de la depresión en los primeros meses del embarazo, loque confirma una relación directa entre ambos factores.

Los resultados, publicados en Human Reproduction, sugierenque la depresión en sí favorece el parto prematuro. La mayoríade las participantes no usaba antidepresivos, es decir que lacausa no son los efectos secundarios farmacológicos.

Lo importante para las mujeres es que la depresión en elembarazo no debe subestimarse y considerarse algo normal, opinóel autor principal, doctor De-Kun Li, epidemiólogo de laDivisión Investigación de Kaiser Permanente, en Oakland,California.

"Deberían comentarlo con la familia y el médico", dijo Li aReuters Health.

Los resultados, según Li, ilustran las consecuenciaspotenciales de la depresión prenatal. Si bien la depresiónposparto es un problema conocido, destacó, la depresión duranteel embarazo ha recibido poca atención.

Eso a pesar de su frecuencia: el 41 por ciento de lasparticipantes tenían síntomas de depresión moderada a grave,según un cuestionario clínico estandarizado.

Entre las mujeres sin síntomas significativos de depresiónal inicio del estudio, el 4 por ciento tuvo un bebe prematuro(antes de la semana 37 de gestación), comparado con casi el 6por ciento de las mujeres con depresión moderada y el 9 porciento de aquellas con síntomas depresivos graves.

Tras considerar otros factores de las participantes como laedad, la etnia y la condición de tabaquismo, la depresiónmoderada elevó un 60 por ciento el riesgo de parto prematuro,mientras que la depresión grave duplicó esa probabilidad.

Otros estudios, dijo Li, señalaron posibles explicacionespor las que la depresión aumentaría el riesgo de partoprematuro. Influiría sobre las hormonas placentarias einterrumpiría el funcionamiento normal de la placenta, que esfundamental para un embarazo saludable.

Li espera que los nuevos resultados sirvan para controlarla depresión en la consulta obstétrica, como parte del "paquetede atención prenatal".

Pero se necesitan más estudios para demostrar que eltratamiento de la depresión prenatal reduce el riesgo de partoprematuro.

FUENTE: Human Reproduction, online 23 de octubre del 2008

Más noticias de Política y Sociedad