Público
Público

La derecha francesa se parte en dos tras el fiasco de las primarias

El exprimer ministro, François Fillon, que perdió frente al ultra Jean-François Copé, promueve la creación de un grupo alternativo a la UMP si no se repiten las votaciones a la presidencia del partido. Ambos candida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El exprimer ministro francés François Fillon, aspirante oficialmente derrotado a presidir la conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP), escenificó hoy la ruptura del partido con el anuncio de la creación de un grupo 'disidente' dentro de la Asamblea Nacional si no se repiten las votaciones que erigieron al ultraconservador Jean-François Copé, como líder del partido la semana pasada.

El ambiente venía muy caldeado desde que se retrasara el recuento de votos por las acusaciones de fraude que se estaban haciendo ambas facciones del partido. El miércoles los resultados eran favorables a Copé por apenas 98 votos. Los partidarios de Fillon no aceptaron la derrota y solicitaron un recuento a la Comisión Nacional de Recursos de la UMP que ayer por la tarde, tras un intenso día de reuniones en los que intervino el expresidente, Nicolas Sarkozy, para tratar de apaciguar a los candidatos, se confirmó oficalmente la victoria de Copé.

Sarkozy, enfadado con la imagen de los candidatos, ha intervenido para calmar los ánimos 

Sin embargo, tras las numerosas denuncias de irregularidades y lo ajustado del resultado, Sarkozy, enfadado con la imagen que han dado los dos candidatos, ha propuesta a ambos la celebración de un referéndum entre los militantes el partido para determinar si quieren que se repitan las primarias. El expresidente almorzó ayer con Fillon y esta mañana telefoneó a Copé, una intervención discreta, lejos de las cámaras de televisión, que parece haber hecho más por distender el ambiente que los centenares de declaraciones públicas de ambos campos.

Ambos candidatos han aceptado, en principio, la propuesta del exmandatario. Para Fillon ese paso es necesario debido al elevado número de irregularidades registradas en la primera votación. El proclamado ganador, por su parte, hasta ahora se oponía a una repetición de la votación, pero bajo la presión de Sarkozy accedió a dar la palabra a los militantes en un referéndum. Si estos lo rechazan, dijo Copé, él seguirá al frente de la UMP; si lo aceptan, se repetirán las elecciones.

Los candidatos mantendrán una reunión para acordar las modalidades del referéndum e imponer sus propias condiciones. Copé exige que Fillon detenga la formación de un grupo parlamentario propio en la Asamblea Nacional y que retire las denuncias para recuperar la calma en el seno de la formación. Por su parte, el exprimer ministro exigió a su rival que el referéndum sea organizado por una dirección colegiada formada por miembros de ambos bandos.

Fillon reta a su rival a 'una nueva elección en tres meses' 

Fillon sigue sin aceptar una derrota ante el favorito de Sarkozy, después de haber estado años a la sombra del exmandatario. Esta mañana presentó oficialmente su órdago al partido: si no se vota de nuevo creará un grupo paralelo dentro de la Asamblea bajo el nombre de Rassemblement UMP (Unión UMP). Para hacer ver que va en serio, Fillon informó de que el partido cuenta con tres meses de plazo para convocar nuevas elecciones primarias y evitar la fractura total.'Tomo esta decisión porque estas primeras elecciones democráticas dentro de nuestro movimiento debían ser ejemplare, para el presente y el futuro, y no lo han sido', dice Fillon en la misiva enviada a la dirección de la formación conservadora. 

'¿Si ha pasado lo que ha pasado, qué sucederá mañana si no decimos nada?', se pregunta el exprimer ministro, quien ataca directamente a la cabeza de Sarkozy: 'Esta cultura del poder, en la que todo está permitido y en la que nada e transparente, no es digna de un partido moderno'. Por ello, su deber, dice, 'es el de reconducir a nuestro partido por una vía democrática sólida. En este caso, defiendo una concepción de la política determinada. No somos dueños de nuestro mandato ni de nuestro partido. No somos jefes de clanes que reinan sobre sus súbditos. La UMP pertenece a sus militantes antes de pertenecer a sus dirigentes', continúa.

Fillon ha denunciado las supuestas irregularidades que se cometieron en tres federaciones y por eso asegura que no cejará en su empeño 'hasta que no tenga datos' que demuestren lo contrario. Como primera solución propone el nombramiento de Alain Juppé, exministro de Exteriores, como secretario general del partido de manera temporal, 'para que se haga una auditoría independiente del voto'.

Copé rechaza repetir la votación porque lo que hay que hacer es 'ocuparse del futuro' 

El que fuera número dos de Sarkozy, reta a Copé a 'una nueva elección en tres meses'. Mientras tanto, propone'a los diputados de la UMP, la constitución de un grupo parlamentario que se llamará Rassemblement UMP', cuyo 'primer objetivo será exigir que se le devuelva la palabra a los militantes. Defenderá la línea política de la unión de la derecha y el centro que constituye el corazón de nuestra formación política'. 'Somos la UMP y nos quedamos en la UMP, pero nuestra voz debe ser escuchada. En el momento en el que se decida celebrar unas nuevas elecciones, entonces nuestro grupo volverá a integrarse inmediatamente en la UMP de la Asamblea nacional'.

La idea de repetir las elecciones fue rechazada en un principio por Copé quien dijo que era 'imposible según los estatutos'. Según él, organizar una nueva votación de los cerca de 300.000 militantes de la UMP 'significaría volver a empezar como mínimo con seis meses de campaña' cuando lo que hay que hacer es 'ocuparse del futuro' y 'hacer oposición', subrayó en una entrevista con la emisora de radio France Info.

Más noticias en Política y Sociedad