Estás leyendo: A la derecha de Sampras

Público
Público

A la derecha de Sampras

Federer iguala el récord

G. C.

Todos los que le han visto jugar podrán presumir de ello con sus siguientes generaciones y recordar, siempre que salga a colación alguna estrella que, en realidad, nunca nadie fue tan brillante como Federer. Los 14 Grand Slam eran un hito sólo alcanzado por Pete Sampras. El estadounidense tiene en su haber siete torneos de Wimbledon, cinco Abiertos de Estados Unidos y dos Abiertos de Australia. Sampras, sin embargo, nunca jugó una final en París. El americano era otro estilo de jugador, más limitado, un bombardero con un saque espectacular y una presencia estoica en la red.

Por ese estilo tan marcado de juego nunca tuvo opciones de conquistar Roland Garros; en su mejor participación, en 1996, sólo llegó a semifinales. Sampras necesitó jugar 20 finales para alcanzar la cifra mágica, Federer ha necesitado una más, sus cinco derrotas llegaron siempre con el mismo jugador: Rafael Nadal. También se diferencian en la edad para conseguir el récord, Federer cumplirá 28 años este verano y Sampras necesitó llegar a los 31 para alcanzar la cifra.

La leyenda de los dos se amplía aún más gracias a los rivales que les han enfrentado. Tanto Sampras como Federer han tenido que compartir el circuito con un jugador que también tiene presencia en los libros de historia.

En el caso de Federer, ese nombre es Nadal. El español ha sido el único que ha conseguido frustrar los ataques del suizo al olimpo y, con sus seis grandes, se sitúa entre los mejores de siempre.

El estadounidense tuvo en un compatriota, Agassi, esa piedra en el zapato. Cuatro de las finales que ganó Sampras las consiguió ante él y una de sus derrotas también fue obra del marido de Steffi Graf.

Agassi puede presumir de haber jugado finales contra los dos tenistas más exitosos, ya que Federer le derrotó en Nueva York en 2005. También Marat Safin puede alardear de esto, ganó a Sampras en Nueva York y perdió con Federer en Australia.

Con la victoria de ayer, el suizo también logró tocar otro techo reservado a los más grandes: la victoria en los cuatro Grand Slams. Don Budge, Fred Perry, Rod Laver, Roy Emerson y el propio Agassi eran los únicos que habían logrado una gesta que sólo está al alcance de los que son capaces adaptar su juego a todas las condiciones posibles.

En la lista de tareas pendientes de Federer sólo queda conseguir el Grand Slam. Tener el año perfecto es algo que sólo Don Budge, en la prehistoria del tenis, y Rod Laver en dos ocasiones (1962 y 1969) han logrado. Federer tendrá que esperar hasta el año que viene si quiere también esa gesta. Es su último gran reto.

Más noticias de Política y Sociedad