Público
Público

El derechista holandés Wilders, a juicio por criticar el Islam

Reuters

El diputado derechista holandés Geert Wilders compareció el miércoles en un tribunal de Ámsterdam acusado de incitar al odio y a la discriminación contra los musulmanes en un caso considerado como una prueba para la libertad de expresión en la tradicionalmente tolerante Holanda.

Un tribunal ordenó en enero que Wilders, líder del Partido de la Libertad PVV, fuera juzgado pese a la opinión contraria de la fiscalía, que había alegado que estaba protegido por el derecho a la libertad de expresión.

El diputado está acusado por su película de 2008 "Fitna", que vinculaba al Corán con la violencia al mezclar imágenes de atentados terroristas con citas del libro sagrado del Islam.

También está acusado por algunos comentarios realizados a los medios, como cuando comparó el Islam con el fascismo y el Corán con el "Mein Kampf" de Adolf Hitler.

"Sigo siendo combativo y sigo convencido de que este proceso político sólo llevará a una absolución", dijo Wilders en su página web.

En el inicio del proceso, el juez se dirigió a Wilders y dijo que comparecía como sospechoso, pero que pese al hecho de que otro tribunal hubiera ordenado que fuera a juicio, esto no significaba que hubiera sido prejuzgado.

"Agradezco sus palabras", respondió Wilders.

Feroz opositor del Islam en la cultura europea, Wilders ha demostrado ser popular en los últimos años, en medio de la preocupación de algunos votantes holandeses sobre la inmigración y su impacto en la sociedad.

El Partido de la Libertad de Wilders emergió el año pasado como la segunda mayor formación de Holanda en la Eurocámara, y recientes encuestas han indicado que tiene posibilidades de convertirse en la principal formación en el Parlamento holandés en las elecciones generales de mayo de 2011.

"Wilders ha hecho todos sus comentarios en su calidad de miembro del Parlamento", dijo el abogado Bram Moszkowicz al tribunal, añadiendo que Wilders sólo comentaba el desarrollo de la sociedad.

Frente al tribunal, un grupo de manifestantes se concentró tras barreras policiales para expresar su apoyo a Wilders, con pancartas en las que se leía "Libertad Sí" y "El proceso de Wilders, un proceso político".

Sin embargo, un grupo antirracismo colocó 100 comentarios de Wilders online en www.watwilwilders.nl para respaldar sus alegaciones de que el diputado es culpable de incitar al odio y la discriminación del inmigrante y que sus comentarios no son únicamente una crítica a la religión.

De ser condenado, se enfrenta a un máximo de un año y tres meses de prisión.

Más noticias de Política y Sociedad