Público
Público

Derivaciones a cirugía no mejoran resultados médicos

Reuters

Por Genevra Pittman

Un nuevo estudio afirma quelos programas para derivar más pacientes a cirugía enhospitales donde tendrían las mayores probabilidades desobrevivir no siempre lograrían sus objetivos, por lo menos enel estado de Washington.

Los autores opinan que la iniciativa para derivar a lospacientes a hospitales con altos estándares de seguridad "notuvo el impacto esperado" y necesita más evaluación.

A diferencia de estudios previos, la nueva investigaciónsugiere que los esfuerzos para derivar a los pacientes a losllamados hospitales "de gran volumen" no serían tan efectivospara salvar vidas a nivel estadual.

El equipo de Nader Massarweh, de University of Washington,Seattle, revisó tres cirugías: una para tratar los aneurismasde la arteria abdominal y dos para extirpar una parte delpáncreas y del esófago, generalmente en los pacientes concáncer.

Para cada uno de esos procedimientos, Leapfrog Group creómediciones del rendimiento, determinó qué hospitales son"centros regionales" y fijó el objetivo de derivar máspacientes para su tratamiento en esos hospitales.

El equipo observó que las tasas de cirugía de aneurismas enhospitales de gran volumen y de bajo volumen no variarondespués de la iniciativa Leapfrog. Y la sobrevida de lospacientes fue similar en ambos tipos de centros.

En el caso de las cirugías de páncreas y esófago, elporcentaje de operaciones realizadas en los hospitales de granvolumen aumentó cuando Leapfrog implementó su iniciativa en el2001.

Antes, en los hospitales de gran volumen se realizaba el 42por ciento de las cirugías de esófago, comparado con el 59 porciento después de la puesta en marcha del programa.

En tanto, las derivaciones para las cirugías del páncreascomenzaron en el 2004. Antes, el se operaba al 59 por ciento delos pacientes en los centros de gran volumen, comparado con el76 por ciento después de la aplicación del programa.

En ambos casos, la sobrevida tendió siempre a ser mayor enlos centros de gran volumen antes y después de la iniciativa deLeapfrog. Aun así, la aplicación del programa no modificó lamortalidad después de la cirugía de páncreas y de esófago en elestado de Washington.

"La pregunta a responder es cuáles son los pacientes que seestán derivando a los centros de gran volumen -dijo Massarweh-.Si son pacientes de bajo riesgo quirúrgico, entonces no vamos aobservar tantos beneficios como sí ocurriría con los pacientesde alto riesgo."

El desafío, agregó, es determinar cómo identificar a lospacientes que se beneficiarían con la derivación a un hospitalcon profesionales de gran experiencia y asegurarse de quelleguen a ese centro. Los pacientes con bajos recursos nopodrían viajar hasta el hospital.

Massarweh aclaró que en los hospitales de gran volumen nose hacen todas las cirugías y, en Journal of the AmericanCollege of Surgeons, el equipo escribe que el programaafectaría a los hospitales más pequeños, donde se necesitan máscirujanos.

"Necesitamos saber cómo lograr que los pacientes lleguen alos centros regionales", dijo Leah Binder, CEO de LeapfrogGroup. Desde la realización del estudio, Leapfrog "mejoró susestándares" de evaluación de los hospitales que realizancirugías de páncreas y esófago.

FUENTE: Journal of the American College of Surgeons,febrero del 2011.

Más noticias de Política y Sociedad