Público
Público

Desarticulada una banda dedicada al tráfico de drogas y blanqueo de capitales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una operación conjunta de la Guardia Civil y la Agencia Tributaria ha permitido desarticular en Almería y Murcia una organización criminal dedicada al tráfico de drogas y blanqueo de capitales, con la incautación de 960 kilos de hachís, la detención de nueve personas y la imputación de otras cinco.

En la operación, en la que se han realizado cinco registros en Cartagena (Murcia), dos en Balerma y otro en Berja (Almería), también han sido intervenidas una sociedad mercantil, seis propiedades inmobiliarias en Almería, una cervecería, una cafetería-pub y tres invernaderos, además de varias cuentas y depósitos bancarios y dinero en efectivo, ha informado la Comandancia de Almería en un comunicado.

Los 960 kilos de hachís, repartidos en sesenta fardos, fueron encontrados en uno de los domicilios registrados.

La Guardia Civil califica esta operación, denominada "Aparecida", como la más importante llevada a cabo en materia de blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico en la provincia almeriense, aunque los detenidos, a los que se les imputan los delitos contra la salud pública, asociación ilícita, tenencia ilícita de armas y blanqueo de capitales, habían decidido trasladar su base de operaciones a la zona de La Manga del Mar Menor (Murcia).

La organización había decidido este cambio de ubicación tras ser detectada su actividad por la Guardia Civil y la Agencia Tributaria, y verse implicados varios de sus cabecillas en sendas operaciones realizadas en 2007 y en julio del pasado año.

Los investigadores constataron el "poder de regeneración" de esta banda tras estas operaciones, debido a su "fuerte base financiera".

La banda, cuya actividad principal era el narcotráfico, utilizaba una embarcación principal para acercar cargamentos de hachís a una distancia prudencial de la costa y después empleaba otras de menor calado, en las que practicaban dobles fondos, para trasladar la droga hasta tierra, donde otras personas la guardaban en un almacén seguro.

Los máximos responsables de la organización criminal invertían los beneficios derivados del narcotráfico en la adquisición de viviendas, embarcaciones, vehículos y camiones, algunos de ellos utilizados para los alijos, así como en negocios hosteleros y agrícolas.

La banda siempre tenía acceso a una importante cantidad de dinero, tanto en efectivo para hacer frente a alguna eventualidad inesperada, como el pago de fianzas para algunos de sus integrantes, como a través de depósitos y cuentas bancarias.

Algunas de estas cuentas y depósitos estaban a nombre de los integrantes de la banda, y otras a nombre de terceras personas o de testaferros.

Los beneficios eran aprovechados tanto para incrementar el patrimonio de los integrantes de la organización y sus testaferros como para adquirir los medios necesarios para mantener su actividad principal de narcotráfico.

La sociedad mercantil intervenida, financiada con fondos provenientes del narcotráfico, contaba con una explotación agrícola ubicada en el término municipal de Almería y dos establecimientos hosteleros en Cartagena (Murcia), donde blanqueaban los beneficios obtenidos.

Esta sociedad y sus negocios están siendo administrados judicialmente en la actualidad y se calcula que los fondos de procedencia delictiva descubiertos pueden alcanzar una cuantía próxima a 1.250.000 euros.

En la operación también han sido intervenidos ocho embarcaciones y dos motos acuáticas; 25 vehículos y motocicletas, 15 de ellos de alta gama; dos camiones; once cuentas y depósitos bancarios; 25.000 euros en cuentas bancarias y 70.000 en efectivo, y dos armas cortas.

Los detenidos son A.L.G.R., de 37 años; A.G.R., de 55; M.F.V., de 37; M.G.L., de 33; y D.J.R., de 35, todos vecinos de El Ejido (Almería); M.C.H., de 29 años; L.J.R., de 32, y J.S.S., de 56, domiciliados en Cartagena (Murcia), y J.J.R., de 31 años y vecino de Roquetas de Mar (Almería).

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil y Vigilancia Aduanera han sido entregadas en el Juzgado de instrucción número 5 de El Ejido (Almería) y número 3 de Cartagena (Murcia).