Público
Público

La desigualdad laboral entre hombres y mujeres en España, entre las más altas de la UE

EFE

España continua junto a Malta, Grecia e Italia en el grupo de países de la UE en los que existe una mayor desigualdad entre el número de hombres y mujeres trabajadores, según un informe de la Comisión Europea.

Aunque la situación ha mejorado mucho en los últimos años (la diferencia se ha reducido 6,5 puntos entre 2001 y 2006), España todavía está a la cola de los Veintisiete, al existir 22,9 puntos de diferencia entre la tasa de empleo de hombres y mujeres, frente a países como Finlandia y Suecia donde es inferior a 5 puntos.

La desigualdad laboral por sexo en la UE se situaba en 2006 en 14,4 puntos, dos menos que en 2001.

El informe "Igualdad entre hombres y mujeres 2008" es uno de los documentos que los ministros de la UE responsables de Empleo y Asuntos Sociales debaten hoy en una reunión informal a la que asiste el ministro de Trabajo, Jesús Caldera.

El informe de la Comisión revela además que la desigualdad salarial por sexo no ha experimentado grandes cambios en el conjunto de la UE en los últimos años, manteniéndose estable en el 15 por ciento, diferencia algo más acusada que en España, donde los hombres ganan de media un 13 por ciento más que las mujeres.

Además, la presencia femenina en puestos de dirección de empresas se ha mantenido estable en la Unión en los últimos años en el 33 por ciento, mientras que el número de mujeres que desempeñan un cargo político ha aumentado ligeramente (sólo el 23 por ciento de las diputadas nacionales y el 33 por ciento de las parlamentarias europeas son mujeres).

En el caso de España, en 2006 sólo un 31,8 por ciento de las mujeres ocupaba un puesto de dirección en una compañía, situación muy similar a la de 2001 (32,3 por ciento).

En cuanto a la presencia de mujeres en el Parlamento nacional, en España aumentó del 35 al 37 por ciento entre 2001 y 2006.

Según el informe "Los hombres y las mujeres en los procesos de decisión 2007", documento que también abordarán hoy los ministros, incluso en los países donde hay menos diferencias entre hombres y mujeres es muy excepcional la presencia femenina en los cargos de mayor responsabilidad de las empresas.

Por ejemplo, en el año 2006 en Suecia sólo en 5 de las 291 empresas que cotizan en Bolsa una mujer ocupaba el puesto de directora general.

El mismo año, en España sólo había una mujer que ejerciera el cargo de presidenta de una empresa de las que figuran en el índice Ibex 35.

Más noticias de Política y Sociedad