Público
Público

Detenidas 21 personas que formaban una organización que cometía robos en 10 provincias

EFE

La Guardia Civil de la Comandancia de Ciudad Real ha detenido en Madrid a un total de veintiún personas, todas de origen iberoamericano y con edades comprendidas entre los 23 y 46 años, que integraban una organización dedicada al robo en viviendas, joyerías y bancos, que actuaba en diez provincias españolas.

Según ha dado a conocer hoy el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz Cano, la banda, compuesta por dieciséis hombres y cinco mujeres, había realizado en lo que va de año robos, casi siempre de dinero y joyas, por un valor estimado de un millón de euros.

Una gran parte del botín de esos robos fue recuperado por los agentes en los pisos madrileños donde residían.

Los detenidos utilizaban identidades falsas, asaltaban también a transeúntes que acababan de sacar dinero del banco, coches blindados o comercios.

Según las investigaciones, los miembros de esta banda han actuado en Ciudad Real, Guadalajara, León, Madrid, Soria, Valencia, Murcia, Segovia, Valladolid y Zamora.

Aunque residían en Madrid, los integrantes de esta organización delictiva se desplazaban de lunes a viernes a distintos lugares para cometer los robos y, si tenían que hacer noche fuera del domicilio habitual, se hospedaban en hoteles distintos cada día y con identidades falsas.

El delegado del Gobierno ha explicado que las investigaciones, que se iniciaron a principios de enero, las ha realizado la Guardia Civil de Ciudad Real, a raíz de varias denuncias que recibió por robos con fuerza en Tomelloso, donde fueron asaltados cuatro establecimientos regentados por ciudadanos chinos y los agentes iniciaron las primeras pesquisas.

Los integrantes de la banda actuaban en grupos de cinco o seis personas, que se desplazaban a distintas provincias donde cometían sus robos, tras vigilar y observar sus objetivos, como viajantes de joyería y vehículos blindados para el transporte de dinero.

A los veintiún detenidos, dieciocho de los cuales ya están en prisión, les constan numerosos antecedentes policiales y judiciales en varios países y las documentaciones falsas que utilizaban procedían de Venezuela, México y Cuba.

Durante la operación, los agentes han intervenido gran cantidad de joyas y muestrarios completos, valorados en 600.000 euros, así como 37.000 euros en efectivo, herramientas para forzar domicilios y cámaras de vídeo y fotografía con las que grababan los seguimientos que hacían.

En los domicilios registrados se han encontrado también utensilios para la fundición de oro, así como moldes para fabricación de piezas, ya que la organización contaba con un taller en el que fundía las joyas robadas para darles nueva forma o fabricar nuevas con el fin de burlar el seguimiento policial.

Más noticias de Política y Sociedad