Público
Público

Un detenido en una concentración de 3.000 personas ante la sede de Bankia en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de 3.000 personas se han concentrado hoy ante la sede principal de Bankia en Madrid para protestar contra "la inyección de más de 23.000 millones de dinero público" en la entidad, tras una marcha pacífica que se ha saldado con un detenido.

Pese a que la manifestación no había sido comunicada a la Delegación del Gobierno, el único incidente registrado fue la detención de un manifestante en los alrededores de la Plaza Castilla por empujar a un agente.

Los manifestantes, convocados a través de redes sociales, partieron a las 19 horas de la glorieta de Cuatro Caminos, cortando el tráfico en la calle Bravo Murillo y seguidos de cerca por numerosos efectivos policiales sin que estos hayan intervenido.

La protesta, convocada desde hace varios días a través de distintos 'hashtag' de Twitter como #ElDíadelaBestia, #occupybankia, #16J o #Bankiaeslabestia, ha discurrido de forma simultánea en otras ciudades españolas, entre ellas Barcelona.

En su recorrido hacia las "Torres de Mordor", en alusión a las Torres Kio donde se halla Bankia, los indignados coreaban cánticos de "Manos arriba, esto es un atraco" o "Rescatan al banquero, desahucian al obrero".

Encabezaba la marcha una gran pancarta en la que podía leer "No es un rescate, es un saqueo", a la que seguían gentes de todas las edades armados con cacerolas y silbatos, además de bombos y una 'batucada'.

Avanzaban en un ambiente festivo y pacífico, con sus consignas de "No hay pan para tanto chorizo", y algún cartel incendiario como "Muerte a la banca y al capital" o "Ladrones, devuelvan nuestros ahorros".

Una vez en Plaza Castilla, donde numerosos agentes formaban un cordón frente a las Torres Kio, los concentrados, que gritaban frases como "Arriba está la cueva de Ali Babá", protagonizaron una gran cacerolada, mientras una veintena de furgones policiales estaban desplegados en los alrededores de la plaza y a lo largo del paseo de la Castellana.

En varios manifiestos leídos por megafonía, se han repetido las reivindicaciones de las asambleas populares y plataformas vinculadas al Movimiento 15-M, según las cuales, si el Estado va a "nacionalizar" Bankia, hay que exigir la dación en pago retroactiva, la paralización de todos los desahucios, la transformación de los inmuebles de Bankia en parque de viviendas en régimen de alquiler social y una auditoría de la deuda de la entidad.

El pasado día 14, el movimiento 15-M presentó ante la Audiencia Nacional una querella contra Bankia, su matriz BFA y los miembros del consejo de su administración, entre ellos el expresidente Rodrigo Rato, por falsedad contable y estafa mercantil.

Los "indignados" consideran que el banco falseó sus cuentas cuando salió a bolsa el año pasado para poder captar capital, algo por lo que piden penas para los gestores de la entidad de entre 1 a 6 años, inhabilitaciones y multas.