Público
Público

Detenido el presunto asesino del capo Leónidas Vargas en un hospital de Madrid

Johnatan Andrés O., colombiano de 24 años, fue detenido el pasado domingo cuando llegó a Barajas procedente de Cali

EFE

La Policía Nacional ha detenido al presunto autor material del asesinato del capo colombiano Leónidas Vargas el pasado mes de enero en el hospital 12 de octubre de Madrid.

Según ha informado este miércoles la Jefatura Superior de Policía de Madrid, Johnatan Andrés O., colombiano de 24 años, fue detenido el pasado domingo cuando llegó al aeropuerto de Barajas procedente de Cali.

Esta es la séptima persona detenida en relación con el asesinato de Leónidas Vargas y con la misma queda desarticulado un grupo organizado dedicado al narcotráfico y a la extorsión, ha precisado la Jefatura.

La investigación ha sido complicada, ya que todos los implicados eran delincuentes y tenían miedo a hablar, pero finalmente se ha logrado arrestar a todos, incluido el autor material.

El pasado 8 de enero, dos personas entraron en la habitación del 12 de Octubre en la que el capo estaba ingresado y preguntaron a uno de los dos enfermos que había en la misma si él era Leónidas, y al contestar que no dispararon cuatro veces contra el otro enfermo, Vargas, que estaba dormido.

Vargas, de 59 años, vivía en una zona residencial de Madrid junto a su esposa y dos hijos, y estaba bajo arresto domiciliario por orden de la Audiencia Nacional, que le había puesto en libertad bajo fianza por problemas de salud y le había autorizado a acudir al hospital cuando fuera necesario, como ocurrió el pasado 2 de enero, cuando sintió una dolencia estomacal.

Tres meses después del asesinato, el 12 de marzo, la Policía Nacional detuvo en Madrid a tres colombianos y un rumano como sospechosos del asesinato, y el 16 de marzo éstos ingresaron en prisión.

Dos días después del asesinato de Leónidas, su hermano Fabio Vargas apareció muerto junto con la modelo y actriz colombiana Liliana Lozano, tras ser secuestrados, cerca de la ciudad colombiana de Cali, con signos de tortura.

Más noticias de Política y Sociedad