Público
Público

Detenido por vender títulos académicos falsos por Internet

A un precio de entre 1.000 y 1.500 euros

EFE

Una operación conjunta de la Guardia Civil y la Policía Nacional ha permitido detener en Mataró (Barcelona) a una persona acusada de vender por Internet títulos académicos falsos, desde certificados de ESO hasta de máster, a un precio de entre 1.000 y 1.500 euros.

Según ha informado la Guardia Civil, en la operación, llamada Bachiller, han sido detenidas o imputadas una veintena de personas más por adquirir presuntamente los títulos falsos, entre ellos una que aportó un diploma de licenciado en Administración y Dirección de Empresas para acceder a un empleo en un banco.

Los investigadores calculan que el principal detenido, J.A.C.F., vecino de Mataró, consiguió en los últimos dos años más de 22.000 euros vendiendo a través de Internet todo tipo de titulaciones: certificados de ESO o de FP, títulos de bachillerato o acceso a la universidad, diplomaturas o licenciaturas.

Entre los títulos que se ofrecían figuran una licenciatura en Psicología, un máster en Dirección de Marketing y Comunicación, así como algunos certificados del nivel C de catalán.

El detenido confeccionaba el diploma solicitado y  lo mostraba al comprador por mail

Una vez recibía el pedido por Internet, el detenido confeccionaba el diploma solicitado y, a través del correo electrónico, se lo mostraba al comprador para que le diera su visto bueno.

Cuando el cliente daba su conformidad a la transacción, ingresaba en la cuenta corriente del detenido la cantidad concertada enmascarándola bajo conceptos ficticios, como regalos de boda, pago de muebles o despedida de solteros.

En algunas ocasiones, J.A.C.F., ante la imposibilidad de confeccionar una determinada documentación por carecer del modelo, pedía una fotocopia del título requerido a un profesional que dispusiera de él y la utilizaba para elaborar una plantilla con la que expedir los certificados falsos.

Con el fin de dificultar la investigación policial, el detenido, en cuyo domicilio se ha intervenido documentación, equipos y soportes informáticos, cambiaba periódicamente su correo electrónico.

Más noticias de Política y Sociedad