Público
Público

Detenidos docenas de monjes tibetanos tras protestas en Lhasa, según una emisora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Docenas de monjes tibetanos fueron detenidos por la policía china en las protestas que realizaron ayer, aniversario de la rebelión fracasada contra la ocupación china encabezada por el Dalai Lama en 1959, informó hoy la emisora Radio Free Asia (RFA).

Según un comunicado de la emisora estadounidense, más de 300 monjes protagonizaron ayer sendas protestas en la capital tibetana y alrededor de 60 fueron detenidos.

Por su parte, el portavoz de turno del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Qin Gang, respondió diciendo que "en la tarde de ayer, algunos monjes ignorantes en Lhasa apoyados por un pequeño número de personas hicieron cosas ilegales que pueden dañar la estabilidad social".

Qin dijo, sin dar más detalles, que los responsables de esas actividades ilícitas "serán tratados según la ley".

"Salvaguardar la seguridad nacional y el orden social es responsabilidad de los departamentos de seguridad pública Continuaremos luchando contra cualquier actividad ilegal", advirtió el portavoz.

Fuentes citadas por la emisora de radio RFA aseguraron que 300 monjes del monasterio de Drepung marcharon ayer hacia el Palacio de Potala para demandar la liberación de varios monjes detenidos en octubre, poco después de que el Dalai Lama, líder tibetano en el exilio, recibiera la Medalla de Oro del Congreso de EEUU.

En otra protesta más pequeña, nueve monjes del monasterio de Sera protestaron ante la catedral de Tsuklajang, "ondeando pancartas y gritando eslóganes", tras lo cual fueron detenidos por agentes de la seguridad pública, añadió la citada emisora.

El presidente del gobierno de la región autónoma tibetana, Qiangba Pucong, ofreció una versión bastante más suave sobre los incidentes.

"Más de 300 lamas entraron en la ciudad de Lhasa el 10 de marzo, instigados por ciertos individuos, pero fueron más tarde convencidos de que se marcharan en paz", declaró, según la agencia oficial, Xinhua.

Qiangba aseguró que no hubo "alteración del orden público" y añadió que, en otro incidente el mismo día, "más de 10 personas que habían llegado a Lhasa para estudiar Budismo se implicaron en ciertas actividades" en el monasterio de Johkang y también les convencimos para que se marcharan".

Según la emisora, el Dalai Lama divulgó un comunicado ayer, como cada año en el día del aniversario de la rebelión, para pedir libertad de expresión durante los JJOO de Pekín 2008.

"La lengua, las costumbres y las tradiciones del Tíbet están desapareciendo gradualmente", denunció el Premio Nobel de la Paz 1989, quien agregó que los tibetanos "han tenido que vivir en estado de constante miedo, intimidación y sospecha bajo la represión china".

"La represión continúa aumentando con múltiples, inimaginables y burdas violaciones de los derechos humanos, la negación de la libertad religiosa y la politización de los asuntos religiosos", afirmó el líder espiritual.

En respuesta a este comunicado, el portavoz Qin señaló: "Esperamos que el Dalai Lama se enfrente a la realidad y la historia, y adopte medidas concretas y algo beneficioso para los tibetanos durante su vida.

"Si hay algo destruido y socavado (en el Tíbet) no es la cultura ni el medio ambiente sino el sistema feudal que ha sido desmantelado para siempre", adujo.

Ni los ciudadanos chinos ni los residentes extranjeros pudieron ver hoy por las cadenas extranjeras de televisión el mensaje del Dalai Lama o informaciones relacionadas ya que fueron oscurecidas durante todo el tiempo que duró la información.