Público
Público

Detenidos 5 militares marroquíes por su conexión con el arsenal en el Sáhara

EFE

Cinco militares del Ejército marroquí han sido detenidos por haber facilitado a contrabandistas la introducción de las armas halladas la semana pasada en un arsenal en el Sáhara Occidental, muy cerca del muro militar marroquí en este territorio.

El ministro del Interior marroquí, Taieb Cherkaui, anunció hoy en una rueda de prensa que los cinco militares pertenecían al 57 batallón de infantería de Amgala y que éstos, a cambio de sumas de dinero, permitían a los traficantes introducir el armamento a través del muro.

Cherkaui indicó que los contrabandistas, cuya operación de busca y captura sigue abierta, introducían en el territorio administrado por Marruecos "armas y otros productos en cajas" y que se desplazaban con la ayuda de camellos.

Según el responsable de Interior, los militares, que serán puestos próximamente a disposición de la justicia, facilitaban el contrabando desde el puesto de vigilancia que tenían a su cargo, sin comprobar siquiera la naturaleza del material que se introducía.

Cherkaui no proporcionó más datos acerca de la fecha de las detenciones ni sobre la identidad de los arrestados, aunque aseguró que Interior continuará informando sobre nuevos descubrimientos relacionados con el asunto.

El importante arsenal -presentado a la prensa el pasado 5 de enero y que contenía decenas de Kalashnikov, así como lanzagranadas y morteros- iba a ser utilizado por una supuesta red terrorista integrada por 27 personas y encabezada por un marroquí miembro de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

Todo el armamento estaba guardado en cajas de madera enterradas bajo el suelo arenoso de la zona, era de fabricación rusa y se encontraba en estado de ser utilizado.

Según dijo Cherkaui la semana pasada, la supuesta red terrorista había preparado asaltos contra bancos e instituciones financieras en Casablanca y Rabat para conseguir los fondos necesarios para sus acciones.

Entre los planes de la red estaba también atentar con coches-bomba contra objetivos en Marruecos, principalmente las fuerzas de seguridad.

Asimismo, habían planificado enviar a miembros de esta red a los campos de entrenamiento de AQMI en Mali, para volver desde allí a Marruecos para cometer atentados.

Cuatro de los integrantes de la banda fueron arrestados en la localidad marroquí de Figuig, junto a la frontera con Argelia, aunque hasta el momento no se ha difundido ninguna información más sobre el resto.

Más noticias de Política y Sociedad