Público
Público

Detenidos tres islamistas en Denver y Nueva York

Los arrestados, de origen afgano, planeaban atentar en EEUU. El FBI no conoce aún el objetivo ni la fecha del ataque

ANTONIO LAFUENTE

El FBI ha detenido a tres hombres, dos en Denver, capital del estado de Colorado, y uno en el barrio neoyorquino de Queens, sospechosos de estar preparando un atentado en Estados Unidos. Los tres han negado pertenecer a Al Qaeda o cualquier otro grupo terrorista y hasta el domingo a mediodía sólo estaban acusados formalmente de mentir a los agentes federales.

Los detenidos son Nayibullah Zazi, de 24 años y conductor de autobús en Denver, de origen afgano y nacionalidad estadounidense; su padre, Mohamed Zazi, de 53; y Ahmad Wais Afzali, de 37, nacido en Afganistán.

Según el Departamento de Justicia, el FBI investiga "a varios individuos en Estados Unidos, Pakistán y otros países en relación con una conspiración para detonar explosivos" en el país norteamericano.

"Las detenciones (llevadas a cabo el sábado por la noche) forman parte de un investigación que se está desarrollando", aseguró David Kris, ayudante del fiscal general para la Seguridad Nacional, quien agregó: "Es importante destacar que no tenemos información concreta sobre el lugar, la fecha ni el objetivo del ataque".

Nayibullah Zazi fue detenido después de haber sido interrogado desde el miércoles pasado y haber reconocido que en 2008 recibió formación sobre armas y explosivos en un área de Pakistán bajo control de Al Qaeda, según fuentes de la investigación.

Sin embargo, su abogado ha negado tanto su pertenencia a esa organización terrorista como el que haya participado en entrenamientos de insurgentes o su participación en un posible atentado.

La investigación se precipitó después de que el 10 de septiembre Zazi viajara a Nueva York y la Policía registrara el automóvil que alquiló y un ordenador portátil en el que había nueve páginas sobre cómo construir explosivos y detonadores. El sospechoso ha declarado que los debió descargar de Internet por error.

La Policía también intervino una conversación alrededor del día 11 en la que Afzali dijo a Zazi que el FBI le había interrogado sobre él.

Las detenciones se produjeron apenas tres días antes de que en Nueva York se reúnan los líderes mundiales para participar en la Asamblea General de la ONU y cinco días antes de que comience en Pittsburgh la cumbre del G-20.

Los tres comparecerán hoy ante tribunales federales en Colorado y Nueva York, respectivamente. De ser declarados culpables, los tres afrontan una pena máxima de ocho años de prisión.

Más noticias de Política y Sociedad