Público
Público

Detienen en Francia al 'número uno' de ETA, Francisco Javier López Peña, 'Thierry'

La Guardia Civil y la Gendarmería ha detenido en la localidad francesa de Burdeos a Francisco Javier López Peña, 'Thierry', considerado el 'número uno' de la banda terrorista. En la operación tambi&eacute

ÓSCAR LÓPEZ-FONSECA

Francisco Javier López Peña, 'Thierry', el hombre que endureció la postura de ETA durante el proceso de paz hasta romper la tregua, el que ordenó que un comando volase el aparcamiento de la T4 y el que el mandó el atentado en Legutiano (Álava), en el que murió el guardia civil Juan Manuel Piñuel, ha sido detenido en la localidad de Burdeos.

Junto a él han sido capturados los también integrantes de la cúpula etarra Jon Salaberría, Igor Suberbiola y Ainhoa Ozaeta, encargada supuestamente de leer el comunicado con el que ETA dio por finalizado en junio de 2007 el alto el fuego permanente que había decretado en marzo del año anterior.

La Policía considera al primero de ellos, ex parlamentario de Batasuna, el actual jefe político de ETA.

Según TVE, hay una quinta persona que habría huido. Según su versión, en el momento de su detención, los cuatro presuntos miembros de ETA han gritado consignas como '¡Gora ETA (Viva ETA)!' y '¡Ganaremos nosotros!'.

Los arrestos se han producido en un apartamento del centro de Burdeos sobre las 23:30 horas locales del martes cuando los etarras mantenían una reunión.

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba ha suspendido la gira africana que le iba a llevar por Mali, Senegal y Mauritania tras conocerse las detenciones.

Como adelantó 'Público' en su primer número, el pasado 26 de septiembre, López Peña -quien, además del alias de Thierry también utilizaba los de Bartolo, Zulos, Pierre y Marcel- había conseguido desplazar de la jefatura de ETA a José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, poco tiempo después de que ETA anunciase su 'alto el fuego permanente'.

De hecho, él fue quien acudió a las dos últimos encuentros con emisarios del Gobierno, los celebrados en diciembre de 2006 y el de mayo de 2007, en lo que fue el último intento por salvar el proceso de paz. Tras éste, la banda hacía público elcomunicado del fin de la tregua. Hasta entonces, su relevancia no había sido detectada por los servicios de información. Y ello a pesar de que los expertos antiterroristas sitúan su pertenencia a la banda desde 1980, cuando participó en el frustrado asalto a la cárcel de Basauri para liberar a varios miembros de ETA entonces presos, entre los que se encontraba Arnaldo Otegi. 

Ainhoa Ozaeta, Igor Suberbiola, Francisco Javier López Peña y Jon Salaberria

Tres años después era detenido por la Policía francesa -la única captura, hasta hoy, que constaba en su historial- acusado de tenencia de documentos falsos y por estar en posesión de impresos para solicitar el impuesto revolucionario. Fue ingresado en la prisión de Bayona. Puesto en libertad, pasó a la clandestinidad.

Desde 1993, la Policía le sitúa en la cúpula etarra como responsable de zulos, aunque están los expertos de la lucha antiterrorista están seguros de que durante un tiempo estuvo refugiado en Amércia, en concreto en Cuba.Tras su vuelta a Europa, se incorporó a la dirección de la banda, primero como responsable de los grupos de reserva y, más tarde, como organizador de los cursillos, encargado de aleccionar a los nuevos miembros de ETA en la faricación de explosivos y el manejo de armas. Era también el responsable de la seguridad de la banda, una de las grandes obsesiones de la banda.

De ahí se aupó a la jefatura del aparato militar a comienzos de 2006 para, meses después relegar a Josu Ternera a un segundo plano. Ahí se había mantenido hasta hoy, cuando ha sido detenido por la Policía francesa.Entre los otros detenidos, destaca la presencia de Ainhoa Ozaeta y Jon Salaberría. La primera fue la responsable de leer el comunicado con el que ETA dio a conocer en marzo de 2006 su alto el fuego permanente.

Más noticias