Público
Público

Detienen a 8 miembros de una red que explotaba a mujeres sexualmente

EFE

La Policía Nacional ha detenido a 8 presuntos miembros de una red dedicada a captar mujeres en Moldavia para explotarlas sexualmente en España después de que una de sus víctimas, que sufrió continuas agresiones por negarse a ejercer la prostitución, consiguiera escapar y denunciar los hechos.

Según ha informado hoy la Dirección General de la Policía y la Guarida Civil, en la operación han sido registrados dos clubes de alterne en la localidad madrileña de Pedrezuela y en Granda (Siero), en Asturias, que intercambiaban mujeres de forma habitual.

Además de los 8 detenidos, 2 personas han sido imputadas por diversos delitos y otras 28 mujeres han sido arrestadas por estancia irregular.

La Policía ha intervenido, entre otros efectos, 38.000 euros en efectivo, una piedra de cocaína en roca, varias armas blancas y abundante documentación.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de marzo tras las denuncias presentadas por una mujer de nacionalidad moldava y dos hombres españoles sobre la actuación de la organización.

El grupo, integrado por moldavos y en coordinación con dos clubes de alterne de España, se dedicaba a engañar y a captar mujeres en su país ofreciéndolas falsas ofertas de trabajo en España.

La víctima denunció que había sido engañada en Moldavia y después trasladada en avión hasta España en compañía de uno de los miembros del grupo.

Antes de llegar a España, le obligaron a emplear un pasaporte rumano falso que la organización había preparado a su nombre y, después, fue recogida en el aeropuerto por otros dos compatriotas que la llevaron a un piso en Madrid donde le indicaron que debía trabajar en un club ejerciendo la prostitución.

Ante su negativa, la encerraron en el domicilio y durante varios días recibió palizas, amenazas y todo tipo de humillaciones.

Días más tarde la trasladaron al club situado en Pedrezuela donde se entrevistaron con sus responsables y les informaron de su negativa a prostituirse, por lo que fue nuevamente encerrada en una de las habitaciones y agredida durante algo más de un mes, teniendo incluso que recibir atención médica por las lesiones.

Posteriormente la llevaron al club de Asturias donde fue nuevamente agredida hasta que logró huir del local.

Aunque fue localizada por los responsables del club, consiguió de nuevo darse a la fuga y se mantuvo oculta durante más de un año ante el temor de que pudiera sufrir las represalias de sus captores, tras lo que denunció los hechos.

A los detenidos se les imputan delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal, relativo a la prostitución, detención ilegal, agresión sexual, lesiones, amenazas, contra la integridad moral, asociación ilícita y contra la salud pública.

Más noticias de Política y Sociedad