Público
Público

Detienen a 6 narcotraficantes y recuperan 2,5 toneladas de hachís en Cataluña

EFE

La Policía Nacional ha detenido a seis miembros de una red de narcotraficantes, entre ellos el líder del grupo, en una operación en distintos puntos de España que ha permitido intervenir 2,5 toneladas de hachís en una casa de Esparreguera (Barcelona) y en una granja de Riudoms (Tarragona).

Según ha informado hoy la Policía, esta actuación policial se enmarca en la operación "Costa Alta", que en marzo pasado permitió detener a otros tres presuntos narcotraficantes y decomisar seis toneladas de hachís en el puerto deportivo de la localidad portuguesa de Vilamoura.

La organización, que operaba a gran escala, introducía la droga en España principalmente por vía marítima desde Marruecos, a través de Tarragona, Palma de Mallorca y Portugal, para luego distribuirla en Europa.

La operación policial, en la que han intervenido la Policía Nacional, la Policía Judicial de Portugal y la Agencia Tributaria, se inició hace más de un año cuando se descubrió que había un grupo, dirigido desde Holanda por M.N., que se encargaba de introducir droga en España y Portugal desde Marruecos para distribuirla al resto de Europa.

Tras las detenciones de marzo, la Policía tuvo conocimiento en mayo pasado de que la organización estaba preparando un inminente envío de droga por vía marítima a las costas de Tarragona.

Los agentes comprobaron que uno de los miembros de la red, A.G.H., se trasladó con su furgoneta, ya cargada con la droga, hasta Cambrils (Tarragona) donde se la entregó a una persona que escondió la mercancía en una granja avícola de Riudoms (Tarragona) y luego se desplazó a su casa de Esparreguera (Barcelona).

Los agentes registraron entonces la granja de Riudoms, en la que localizaron ocultos en el interior de los comederos de las aves 59 fardos que contenían un total de 1.731 kilos de hachís y detuvieron a M.E.A., que realizaba labores de vigilancia y custodiaba el lugar.

Paralelamente, los agentes registraron la vivienda de Esparreguera, donde se incautaron de 800 kilos de hachís, así como 46.000 euros en efectivo, al tiempo que detuvieron a otras cuatro personas.

Finalmente, los investigadores descubrieron que el responsable del grupo, M.N., se encontraba en territorio español, por lo que establecieron un dispositivo de vigilancia que permitió localizarle y detenerle en el aeropuerto de Málaga cuando pretendía abandonar el país.

Tras su detención, los agentes le intervinieron a M.N. distintas muestras de hachís y cerca de 5.000 euros en efectivo.

Según la Policía, la operación, que continúa abierta a la espera de nuevas detenciones, ha sido extremadamente compleja, debido a las medidas de seguridad que adoptaban los miembros de la red para evitar la acción policial, así como por su gran movilidad e intensa actividad, tanto en España como en el extranjero.

Más noticias de Política y Sociedad