Público
Público

Los detractores de Tratado de Lisboa celebran la "victoria de la democracia" en referéndum

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El multimillonario irlandés Declan Ganley, director del grupo 'Libertas', aseguró hoy que la casi segura victoria del 'no' en el referéndum sobre el Tratado de Lisboa es una 'gran noticia para la democracia irlandesa'.

'Esto es democracia en acción y Europa tiene que escuchar la voz del pueblo', dijo el empresario, quien recordó que el primer ministro irlandés, Brian Cowen, tiene ahora 'un mandato claro' para volver a Bruselas a renegociar el texto comunitario.Cuando ha concluido ya el recuento en doce de las 43 circunscripciones de la República, el 'no' obtiene un 54,6% de los sufragios, frente al 45,4% del 'sí', según informa la Radiotelevisión Irlandesa (RTE).

Las primeras previsiones sobre la participación ciudadana en las urnas se situaban en torno al 40 ó 45%, lo que, en principio, parecía dar una ligera ventaja a los defensores de documento comunitario.

Ganley ha sido una de las cabezas visibles de la campaña por el 'no' desde la plataforma de 'Libertas', grupo fundado por él mismo en 2004 para protestar contra el proyecto de Constitución de la Unión Europea (UE).

Según ha insistido 'Libertas', el Tratado de Lisboa despojaría ahora a Irlanda de su influencia en la Unión y permitiría a Bruselas 'interferir' en su capacidad para determinar, por ejemplo, su propio impuesto de sociedades, una de las claves del crecimiento económico de la isla.

La europarlamentaria del Sinn Fein, Mary Lou McDonald, opinó que la ciudadanía ha dado la espalda al texto 'porque siente que el país podía perder influencia y poder'.

El Sinn Fein, único partido con representación parlamentaria opuesto al Tratado, y el resto de detractores -asociaciones pacifistas, izquierdistas y conservadores- piden ahora al Ejecutivo que regrese a Bruselas para que vuelva a negociar un Tratado más favorable para los intereses irlandeses.

A este respecto, el ministro irlandés de Economía, Brian Lenihan, lamentó que el texto comunitario haya sido derrotado por las estrategias de la 'extrema derecha y la extrema izquierda, tal y como ha pasado tantas veces en la historia de Europa'.

El líder del Partido Socialista irlandés, Joe Higgings -sin representación parlamentaria-, opinó, por su parte, que la victoria de los opositores es un enorme toque de atención para la clase política y una reivindicación de los derechos de millones de trabajadores europeos.

'El resultado no es desastroso, como nos quieren hacer creer. De hecho, podría servir para unir a los trabajadores europeos que sufren las políticas neoliberales de la Unión Europea en términos de privatización de servicios, ataques a sus pensiones y al concepto de un trabajo y salario digno', dijo Higgins, diputado irlandés durante la pasada legislatura

Más noticias en Política y Sociedad