Público
Público

La deuda española toca máximos, sin que el BCE actúe

La prima de riesgo se acerca a niveles récord con la rentabilidad del bono español en el 7,1%, en niveles de rescate. Alemania sigue emitiendo deuda con tipos de interés negativos.

EFE

Sigue la tensión en los mercados de deuda, por las dudas de los inversores en torno a cómo y cuándo se pondrán en marcha los acuerdos de la pasada cumbre de la UE, en la que se pactaron medidas para resolver la crisis de la eurozona, como  la ayuda directa a la banca o la eventual compra de bonos soberanos de los países con más problemas, como España e Italia.

Precisamente, la negativa del Banco Central Europeo (BCE) a comprar deuda soberana y tomar nuevas medidas más allá de la descontada bajada de tipos que acordó la semana pasada (hasta el 0,75%, su mínimo histórico) está dando alas a los especuladores en sus ataques contra los países del sur de la Eurozona Desde el Gobierno se ha vuelto a hacer un llamamiento a la autoridad monetaria para que intervenga en el mercado. El BCE no compró la semana pasada deuda de los países de la zona del euro, por lo que han sido diecisiete semanas consecutivas sin hacerlo, pese a que la rentabilidad de la deuda española ha superado el 7 %.

La prima de riesgo española, es decir, la diferencia entre el interés que ofrece el bono español a diez años y el del alemán del mismo plazo, ha alcanzado los 580 puntos básicos y el rendimiento del bono español a diez años se situaba en el 7,1 %.

La prima de riesgo española ha rozado hoy sus nuevo máximo, hasta acercarse a los 580 puntos básicos desde los 563 en los que cerró el viernes. La rentabilida del bono español se mantiene por encima del 7%, en niveles de rescate. El rebrote de la aversión al riesgo ha relanzada la búsqueda de refugio en la deuda alemana, y ha desinflado la rentabilidad del bund desde el 1,5% hasta el 1,3%.

Los inversores están dipuestos a pagar por tener su dinero colocado en los títulos germanos. Una nueva prueba ha sido la última colocación de deuda del tesoro alemán a corto plazo. Este lunes ha emitido  3.290 millones de euros, con un rendimiento de -0,03%, con una fuerte demanda (5.500 millones). Berlín ya a había realizado en enero una emisión a seis meses, que también registró una rentabilidad negativa, del -0,012%.

Más noticias