Público
Público

La DGT se felicita por el bajón de siniestralidad

Las víctimas de Semana Santa descienden en 42 personas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Consciente de que más de medio centenar de familias han quedado destrozadas por los accidentes de tráfico en apenas una semana, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, lanzó hoy un mensaje de satisfacción contenida al valorar el descenso de víctimas de la carretera respecto al año pasado. Han muerto 61 personas, 42 menos que en 2007. Es la Pascua con menos muertos al volante de las últimas décadas.

'La mayoría de los conductores españoles son cada día más responsables al volante', analizó el ministro en funciones. La concienciación es el principal logro conseguido por las campañas de la DGT, que han superado con creces el objetivo de bajar del centenar de víctimas. Sin embargo, el dispositivo coordinado por el Gobierno no evitó las interminables colas de atascos en los accesos a las grandes ciudades que desesperaron a
millones de familias.

'Triunfalismo'

Como si tuvieran el comunicado preparado para criticar al Ejecutivo fuese cual fuese el balance de víctimas, el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), se apresuró a denunciar el 'triunfalismo' de Rubalcaba. 'Indigna enormemente que el ministro se felicite' cuando hay familias que han perdido a sus seres queridos, señaló Nuria Alonso, portavoz de CEA. La crítica sorprende cuando el propio ministro había declarado en una entrevista en la Cadena Ser que 'todavía queda mucho por hacer porque hay muchas víctimas en la carretera'.

La portavoz de CEA tampoco coincidió con el Gobierno en el análisis del descenso de las víctimas. Según Alonso, se debe al 'miedo' de los conductores a perder el carné o a que les imputen un delito de seguridad vial. Precisamente, el carné por puntos y la reforma del Código Penal son las principales novedades relacionadas con el tráfico que han posibilitado que 2008 vaya camino de convertirse en el año con menos muertos en accidentes de tráfico de los últimos 30 años.

'Los datos son esperanzadores', indicó Rubalcaba. Las nuevas estrategias del Gobierno son: reducir la siniestralidad, mejorar los puntos negros, aumentar los controles de velocidad, poner más guardias civiles y continuar con las campañas de concienciación.

Más críticas

El diagnóstico de los Automovilistas Europeos Asociados (AEA) también se aleja del hecho por el Gobierno. Según su presidente, Mario Arnaldo, la reducción de víctimas de los accidentes de tráfico es debida a 'la mayor agilidad de las salidas', que provocan menos retenciones. Sin embargo, el análisis que obliga a dudar de la objetividad de Arnaldo es que atribuye los buenos resultados a unas 'mejores condiciones climatológicas' que en la Semana Santa del año pasado, a pesar de las intensas nevadas sufridas.

También es crítico con el Gobierno el Real Automóvil Club de España (RACE). Su responsable de Seguridad Vial, Tomás Santa Cecilia, considera que la 'política de coacción' de Tráfico ha sido efectiva, pero advierte de que 'un conductor con miedo a que le metan en la cárcel es un conductor inseguro'. Quienes sí coincidieron en felicitar a la DGT por el descenso de muertos en el balance de Semana Santa fueron las víctimas. Mar Cogollos, presidenta de la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (Aesleme), señaló que la reforma del Código Penal y el carné por puntos han ayudado al descenso de las víctimas.