Público
Público

Cada día mueren 26.000 niños menores de cinco años

MARTA HUALDE

En el mundo mueren diariamente más de 26.000 niños menores de cinco años. La mayoría fallece por causas evitables. A pesar de la cifra, este escenario no resulta tan catastrofista puesto que en los últimos quince años se ha reducido un 23% la mortalidad infantil y desde 1960, a la mitad.

El camino hacia el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo del Milenio número 4, reducir en dos tercios (menos de 5 millones) la tasa de mortalidad de niños menores de cinco años entre 1990 y 2015 está, por tanto, más cerca, pero hay que acelerar. Se ha pasado de un índice de 93 muertes por cada mil nacimientos hace 16 años, a 72 en 2006, lo que supone una reducción del 1,6% anual. Para llegar a ese objetivo cuarto en 2015 habrá que apretar hasta lograr un descenso al año de la mortalidad infantil del 9,4%.

Bajada en un tercio de países

De momento, 129 países ya están en condiciones de cumplir ese Objetivo del Milenio y casi un tercio de los 50 Estados menos desarrollados han bajado sus tasas un 40% o más desde 1990. "El cambio es posible si existe la voluntad política de llevarlo a cabo", afirmó ayer la presidenta de UNICEF-España, Consuelo Crespo, durante la presentación ayer en Madrid del informe Estado Mundial de la Infancia 2008.

¿Qué provoca tantas muertes infantiles? Principalmente, la desnutrición, que es la causa del 50% de los fallecimientos de niños, y la mortalidad neonatal (antes de cumplir un mes de vida), causante del 40% (más de 4 millones), tal y como recoge el estudio de UNICEF. La neumonía (19%) y la diarrea (17%) también generan un alto índice de muertes entre los niños.

Las zonas donde se concentran las mayores tasas de mortalidad, con un 80% de los fallecimientos infantiles, son Asia Meridional y África Subsahariana. El informe alerta de que un factor común en la mortalidad infantil es la salud de la madre. Más de 500.000 mujeres mueren cada año durante el parto o de las complicaciones debidas al nacimiento del bebé. Además, un cuarto de las embarazadas en países en desarrollo no recibe ni una visita de cuidado neonatal por parte den un sanitario.

La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, garantizó el compromiso de que España seguirá trabajando por disminuir la mortalidad infantil. Recordó que para ello el Gobierno ha multiplicado por 9 el esfuerzo inversor, pasando de 4,5 millones de euros para el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia a 37 en 2007.
























Más noticias de Política y Sociedad