Público
Público

Los diez mandamientos, según Fernández Vara

El candidato del PSOE de Extremadura presenta un 'decálogo de campaña' para que sea "limpia" y "útil"

C. M.

"La democracia hay que cuidarla. Y se cuida con limpieza, transparencia y participación". Es una de las convicciones del secretario general del Partido Socialista de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, según explicó ayer en un acto de partido que le ha servido para elaborar su "decálogo de campaña" con el objetivo de que sea "limpia" y "útil" a los ciudadanos.

Durante las próximas cuatro semanas, el líder socialista quiere hacer valer los diez mandamientos de su manual de campaña: el valor de la política, el respeto, la transparencia, la participación, convencer más que vencer, la verdad y la coherencia, la humildad, cercanía y proximidad, la ética y la estética y la igualdad.

El líder extremeño aboga por publicar el patrimonio y la renta de los políticos

La sociedad está formada por ciudadanos y no votantes, recordó el líder del PSOE extremeño, antes de subrayar que "la política no nos pertenece a nadie" y que "los votos no se dan sino que se prestan". Como segundo mandamiento, destacó el respeto, porque en política "no vale todo". Respecto a sus adversarios, apuntó: "Podré aspirar a ganarles, pero jamás aspiraría a querer destruirles".

Guillermo Fernández Vara resaltó que participar en la vida pública exige renuncias como la de la privacidad de las rentas y el patrimonio. Estos datos "deben ser públicos y publicados", dijo destacando la transparencia como tercer punto.

"El objetivo no es ganar, sino ganarse a los ciudadanos con razones", afirma

Para el dirigente del PSOE, hoy la pasión por votar ha sido superada. Así, defendió ante su audiencia que hay que "gobernar con los ciudadanos", abriendo espacio públicos de debate en las redes sociales.

Fernández Vara hizo hincapié en que "el objetivo no es ganar por ganar, sino ganarse a los ciudadanos con razones". Y con la verdad. Los ciudadanos pueden "disculpar los errores, pero nunca las mentiras ni la falta de coherencia", destacó.

Contrario a dogmatismos, el dirigente declaró sentirse más a gusto diciendo que tiene dudas y contradicciones" como muestra de humildad. También apostó por la ética: "No hay política sin ella", dijo. Y por la estética: "Las formas en democracia son indispensables". Para el final, dejó el objetivo "más noble" del ser humano, la igualdad, por la que debe trabajar la política.

Más noticias de Política y Sociedad