Público
Público

Dirigentes del PP evitan hablar del futuro de Rajoy y destacan que el cambio es la subida de escaños

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dirigentes del PP han coincidido hoy, a su entrada en la sede de la calle Génova para asistir al Comité Ejecutivo, en que el cambio que ha experimentado el partido tras las elecciones generales es la subida de votos y escaños, evitando así hacer comentarios sobre la continuidad o no de Mariano Rajoy.

La reunión del Comité Ejecutivo Nacional ha comenzado pasadas las cinco de la tarde en la sede nacional del partido, presidida por Mariano Rajoy, quien hará un análisis pormenorizado del resultado de las elecciones, en las que su partido obtuvo 153 escaños, frente a los 169 que sacó el PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero.

Después del lacónico "adiós" con el que el presidente del PP se despidió el pasado domingo de sus simpatizantes desde el balcón de la sede del partido, se ha especulado sobre la posibilidad de que Rajoy abandone la Presidencia del Partido Popular, algo que será despejado en principio esta misma tarde.

Está previsto, según fuentes populares, que en la Junta Directiva que el PP celebrará tras la Semana Santa se convoque para antes del verano el XVI Congreso Nacional, una cita clave para los populares.

La mayor parte de los dirigentes que entraron esta tarde en la sede del PP, donde había una gran expectación de ciudadanos y medios de comunicación, evitaron hacer declaraciones al ser preguntados si Rajoy continuará al frente del partido.

En el caso del que ha sido portavoz parlamentario en el Congreso, Eduardo Zaplana, al ser preguntado si se quedará en el PP o no, se limitó a responder: "Usted lo sabe perfectamente".

Zaplana, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, y la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, fueron recibidos con aplausos por los simpatizantes que se congregaron en Génova, aunque los dos últimos evitaron hacer declaraciones.

Los presidentes de la Generalitat Valenciana, La Rioja y Murcia, Francisco Camps, Pedro Sanz y Ramón Luis Valcárcel, respectivamente, han coincidido en destacar la subida de escaños, votos y porcentaje lograda por su partido el pasado domingo.

Valcárcel ha ido un poco más allá al reconocer la necesidad de un cambio de estrategia encaminado a reforzar los equipos del PP, aunque ha dejado claro que no era necesario un cambio de personas.